IU pide en las Cortes de Aragón la revisión de la autorización del INAGA para la planta de Biomasa de Monzón

Miguel Aso Patricia Luquín IU

La diputada Patricia Luquin presentará una Proposición no de Ley ante el Pleno de las Cortes en la que IU insta al Gobierno de Aragón, a revisar de oficio la declaración de impacto ambiental del INAGA, exigiendo al promotor la ubicación del proyecto a una distancia mínima del casco urbano de 5 kilómetros y a que consideren la aplicación de las máximas y mejores tecnologías de filtrado, la minimización al máximo de afecciones al tráfico rodado en la nueva ubicación y el menor impacto sobre los ecosistemas de la zona por el uso e introducción de nuevos cultivos leñosos.

Izquierda Unida lleva, con esta iniciativa, a las Cortes de Aragón la preocupación ciudadana por las afecciones que pudiera provocar la implantación del proyecto de central de producción de energía eléctrica mediante biomasa, publicado en el BOA de fecha 31 de agosto de 2015. El pasado 31 de agosto, el Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (INAGA) publicó en el BOA, la resolución por la que se formula la declaración de impacto ambiental y se otorga la autorización ambiental integrada para una planta de generación de energía eléctrica mediante biomasa de 170 MWt, en Monzón, promovida por Solmasol I.

El Coordinador de IU Alto Aragón y concejal de Cambiar Monzón, Miguel Aso, recordaba que este proyecto ha generado preocupación social en la capital del Cinca Medio, por cuanto el interés público que pudiera tener como consecuencia de la creación de puestos de trabajo, se compara con el impacto paisajístico y, especialmente, con las afecciones a la salud de las personas fruto de las emisiones, “emisiones que se sumarían a las de otras industrias implantadas en la ciudad”. Aso apuntaba que “para hacernos una idea de la magnitud del proyecto, el caudal de humos anual será cinco veces la capacidad de la presa del El Grado”.

Comentarios