Patinar Huesca en la Invernal de Motorland

Este fin de semana ha tenido lugar el evento solidario a favor de la Fundación Rey Ardid en el circuito de Motorland. Hasta el circuito de Alcañiz se desplazaron hasta más de mil deportistas para tomar parte en esta edición en la que se podía participar en bicicleta, BTT o handbike el sábado; o corriendo, andando o en patines el domingo. Entre los participantes deportistas de Patinar Huesca que tuvieron una buena actuación.

La mañana acompañó con buen tiempo, una temperatura agradable para estas fechas, y sin apenas viento, lo cual favoreció el excelente ambiente deportivo, tanto para las pruebas populares como para las más competitivas. El equipo de velocidad de Patinar en Huesca tomó parte en esta prueba junto a un integrante de la escuela de Patinaje de velocidad Zlalom (Zaragoza), todos ellos entrenados por Álvaro Alonso Candial.

En la disciplina de patinaje, la prueba consistía en realizar las máximas vueltas posibles al circuito de Motorland (de 5,2 Km.) durante 4 horas. En ella se podía patinar de forma individual, o por equipos de 2 ó 4 personas, los cuales debían ofrecer el relevo en la recta de meta, todo ello controlado por chips electrónicos.

Patinar en Huesca compitió en la modalidad con dos equipos. Uno formado por dos integrantes: Héctor Cebrián y Juan Manuel Abad, los cuales, incluso alternando en ocasiones relevos de dos vueltas, lograron un excelente resultado de 17 vueltas al circuito con unos muy destacables tiempos de velocidad media, y consiguiendo un meritorio octavo puesto de su categoría.

El otro equipo en principio estaba formado por los siguientes integrantes: Carolina Mairal, Jose Luis Maldonado, Ernesto Rubio (Zlalom Zaragoza), y David Otín, que previamente a la carrera causó baja por una lesión entrenando, y al cual se le echó muy en falta. A pesar de esta importante merma, consiguieron realizar una muy satisfactoria carrera, efectuando unos buenos relevos entre las 17 vueltas que completaron y logrando colocarse en el décimo octavo puesto de su clasificación.

El circuito para la competición era muy exigente tanto a nivel físico como técnico. La dureza del recorrido cuenta con fuertes y largas pendientes de ascenso de más de un Km., una de las cuales desemboca en el temido sacacorchos, donde los patinadores más expertos pueden llegar a alcanzar hasta casi los 80 km/hora. La dificultad del circuito está recompensado sin duda, por la gran calidad del asfalto, la anchura de la pista, los avituallamientos y en general unas buenas condiciones de seguridad y una excelente organización, por lo que La Invernal de Motorland resulta ser una inmejorable oportunidad para patinar en un circuito cerrado de estas características.

La Asociación Patinar en Huesca está muy satisfecha con los resultados de su equipo de de velocidad, el cual ha mostrado una gran evolución en pocos meses de entrenamiento. Igualmente valora muy positivamente la participación en eventos de este tipo, donde poco a poco se va haciendo nombre entre otras asociaciones y clubes de alto nivel del circuito nacional y no descarta organizar una prueba en Huesca que aúne una patinada popular y carrera competitiva próximamente para poder ofrecer a los oscenses la belleza y espectacularidad de este deporte.

Patinar en Huesca quiere seguir fomentando la formación de jóvenes promesas y para ello sigue realizando actividades y talleres de aprendizaje los fines de semana, las cuales anuncia regularmente en su portal Web de facebook.

Comentarios