La Estación de Canfranc abre las presentaciones de Aragón en Fitur

Las joyas paisajísticas y patrimoniales de la Jacetania están presentes en la Feria Internacional de Turismo de Madrid. Además de la nieve, este año la Estación de Canfranc es protagonista con una presentación virtual que abría las actividades del stand de Aragón en Fitur.

Una delegación de Canfranc está en Madrid para presentar su gran joya patrimonial. El ayuntamiento ha realizado una presentación de 30 minutos en la que una persona caracterizada como Alfonso XIII explicaba la historia de la Estación y guiaba la visita virtual que han proyectado. Es los últimos años han apostado por la vertiente turística de la estación. Visitas guiadas, la nueva iluminación o la recreación histórica lo demuestran.

La belleza del inmueble tiene potencial para despertar interés en cualquier parte del mundo. Un empujón muy grande, explica el alcalde de Canfranc, se dio con el posicionamiento de la Estación como uno de los 10 lugares abandonados más espectaculares del planeta.

La Estación Internacional de Canfranc es uno de los espacios más visitados de Aragón. Al año hay unas 30.000 entradas a las visitas guiadas, un número que los cálculos del ayuntamiento multiplican por 6 o 7 si tienen en cuenta las personas que se acercan a los espectáculos de luz y sonido o que simplemente acuden para ver la estación por fuera. Con estas bazas se ha presentado en Fitur, donde este miércoles también tiene su hueco la Recreación Histórica de la Estancia del Santo Grial en Bailo, que presenta sus jornadas en el stand de Aragón.

Este mismo miércoles de 16 a 16.30 horas la Asociación Cultural y Recreativa de Bailo, ACURBA, da a conocer sus jornadas de recreación histórica incluyendo una representación en vivo de la Recreación, con la participación de varios vecinos de Bailo ataviados con indumentaria del s. XI.

Desde 2013, la Recreación Histórica se ha consolidado como un evento dinamizador para la localidad, con más de 500 visitantes cada año. Además, es una manera de exponer y difundir sus señas de identidad, recordando un episodio que sitúa a Bailo en un lugar privilegiado de la Historia.

Comentarios