Reunión entre el Ayuntamiento de Monzón y vecinos del barrio "los Tozales" por la Planta de Biomasa

El alcalde de Monzón, Álvaro Burrell, acompañado del Concejal de Medio Ambiente, Miguel Aso, recibía el pasado martes a una nutrida representación de vecinos del barrio de “Los Tozales”, que expresaron su indignación por la inminente ubicación de la Planta Incineradora, justo en los aledaños del barrio.

Para este grupo vecinal, este proyecto conlleva afecciones para la salud y el uso urbanístico, ya que la inmensa muralla arquitectónica (su chimenea medirá 60m.), cortará de manera absurda e incoherente la expansión de Monzón hacia una zona rural con posibilidades extraordinarias.

Según explican en un comunicado, no entienden “cómo se pudieron conceder los permisos para semejante atropello de derechos ciudadanos y se han pedido explicaciones de cómo existiendo en Monzón dos Polígonos Industriales se ha podido ignorar esto en la concesión de permisos.

Se preguntan, además, ¿cómo se encuadra éste Proyecto en la vigente normativa del P.G.O.U?. Los vecinos no encontrábamos dónde legalmente cabía la construcción de una Industria Pesada en dichos terrenos (catalogados Protección de Ecosistemas-Regadío Alto), con un camino cabañera en el límite de la finca, el cuál no se puede ni siquiera asfaltar por normativa de protección medioambiental.

Aseguran que no están en contra de que en Monzón se creen puestos de trabajo. “De esto habría mucho que hablar, ya que de los tan cacareados 200 puestos de trabajo, parece ser que quedan reducidos a la mínima expresión, amén de la reconversión agrícola que supondría para la zona y el perjuicio económico de cambio de orientación de cultivos para una ya maltrecha economía agrícola”.

Para finalizar, manifiestan sentirse orgullosos de formar parte como barrio de un pueblo industrial – agrícola que da carácter a Monzón y a sus ciudadanos, pero consideran que el progreso se debe planificar de forma coherente y equilibrada, no a cualquier precio y vulnerando derechos. Por eso, piden al Alcalde y al Ayuntamiento que tome partida en la marcha atrás del Proyecto o en la reubicación del mismo, poniendo todos los medios.

Aunque en dicha reunión surgieron sugerencias por parte de algunos vecinos, opinan que es el Ayuntamiento y sus asesores quién mejor que nadie sabrá que se puede hacer.

Comentarios