De Pedro analiza en Sobrarbe la "dejación" en la caducidad del salto de Lafortunada

La concesión de la central hidroeléctrica Lafortunada- Cinqueta caducaba en el año 2007. Desde entonces, Endesa sigue siendo beneficiaría de la reversión de unos 4 millones de euros anuales, es una de las centrales de mayor producción en el Pirineo. Xabier de Pedro, secretario de Política Territorial del PAR, y en su momento fue presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro, analizaba en Sobrarbe que se debe “a la dejadez administrativa”.

De Pedro indica que esos cuatro millones de euros de beneficios que da la central, en aplicación del Plan del Ebro, se deberían destinar a la restitución territorial de las zonas afectadas por los saltos, a la restauración ambiental, la modernización de regadíos y energía a precio de coste para la gestión pública del agua.

En la reunión en Sobrarbe estaban presentes cargos del PAR como por ejemplo Roque Vicente, vicepresidente Provincial del Alto Aragón, que apoyaban que se abra una investigación para exigir responsabilidades administrativas y políticas por esta caducidad del expediente, que incumple la normativa de la legislación de aguas que obliga a la Administración a exigir las empresas hidroeléctricas a la reversión de los saltos caducados.

También han reclamado a la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) y al Ministerio celeridad y prioridad en la tramitación de los expedientes de reversión en marcha, por razones evidentes de interés público, como el del salto auxiliar de Campo, los del río Cinca en Bielsa o el de Pitarque en Teruel.

Desde el territorio de Sobrarbe se reivindica una política que durante la presidencia de Xavier de Pedro en la Confederación Hidrográfica del Ebro ya dio sus primeros frutos con la reversión del salto del Pueyo de Jaca, gestionado actualmente por la CHE y que da energía barata a las localidades de Panticosa y Hoz de Jaca. También con la entrega de la energía reservada de los embalses de El Grado y Mediano por Acciona se firmó un convenio con las localidades afectadas por los embalses y los regantes del Riegos del Alto Aragón para que pudieran beneficiarse de una energía más barata.

Asimismo, se ha denunciado también la paralización por el Ministerio de la reclamación a las empresas hidroeléctricas de la energía reservada en los saltos del Noguera-Ribagorzana (saltos de Canellas o de Santa Ana) o en el Bajo Ebro (Saltos de Mequinenza y Ribarroja).

El expediente para la determinación de los precios de la energía reservada, con informe favorable de la Abogacía del Estado a precio de coste lleva ya más de un año en el Ministerio sin resolverse. Debe recordarse que las empresas hidroeléctricas de acuerdo con sus concesiones deben entregar un 25 por ciento de su producción a precio de coste más un margen de beneficio del 5 o el 10 % según la concesión.

La obligación de entrega se declaró mediante resolución del Presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro a principios del año 2013 y obligó a la empresa hidroeléctrica Endesa a indemnizar con 28 millones por los 2 años que no entregó la energía reservada a la Administración. La hidroeléctrica pidió la suspensión de esta resolución que fue desestimada por el Tribunal Superior de Justicia de Aragón, ahora sin embargo es el Ministerio el que la tiene suspendida de facto, en claro perjuicio para el interés público y en beneficio de Endesa.

Para continuar con la reivindicación de esta política de reversión de saltos y energía reservada que beneficia directamente a los ciudadanos y para que se cumpla la legalidad con las empresas hidroeléctricas han acordado que tratarán de llevar a cabo movilizaciones ciudadanas recabando el apoyo de los partidos políticos, movimientos sociales y organizaciones económicas.

Comentarios