Emilio Ontiveros: La recuperación económica está claramente asentada

“La recuperación económica está claramente asentada. El hecho de que crezcamos casi el doble de lo que está creciendo la eurozona es una señal de fundamentación clara de la economía”. Así lo afirmaba el presidente de Analistas Financieros Internacionales-AFI, Emilio Ontiveros, que destacaba la importancia de la situación internacional. Añadía que, si se dieran condiciones de normalidad en el entorno internacional, nuestra economía puede defender muy bien el 2,6 - 2,7 % de crecimiento previsto. Estas afirmaciones tenían lugar en el primer desayuno informativo del Foro ADEA 2016, que llevaba por título “¿Es sólida la recuperación económica?” y estaba moderado por la directora de Contenidos Regional de Cadena SER, Eva Pérez.

Emilio Ontiveros reconocía que es el momento más “incómodo” para hablar de economía, ya que “la situación de nuestro país ofrece un panorama nuevo, no hay situaciones similares”. El experto en economía y finanzas realizaba una visión de la situación económica a nivel global y nacional y afirmaba que firmaría para los próximos 10 años un crecimiento menor, siempre y cuando fuera mejor, con ventajas competitivas de las empresas más sólidas, más asentadas en la inversión en intangibles, en talento, en innovación o en redes internacionales.

El profesor afirmaba que la economía española está en un proceso de recuperación más intenso que el resto, pero que, aún así, el PIB es inferior al de 2007 y el PIB por habitante, que es indicador más cercano al bienestar, es también algo más bajo.

Resaltaba el “dinamismo exportador”, que han ayudado, según el profesor, en buena parte a la recuperación económica. Aseguraba que se está exportando un 24 % más que antes de la crisis y esto, detallaba, es gracias al incremento del censo de empresas exportadoras y la dimensión geográfica de los destinos de exportación. Además, junto a la alemana, la economía española ha sido la única que no ha perdido cuota de mercado en sus exportaciones.

Ontiveros también destacaba sectores como el turístico, para el que 2015 ha sido el mejor año de la historia, o el de los servicios como la ingeniería, consultoría, seguros o transportes. Y subrayaba la incidencia de la situación internacional, como la depreciación de la moneda china por primera vez en muchos años o la recesión de Brasil, que va a hacer en el 2016 el segundo año consecutivo de recesión, a lo que añadía que, si las economías emergentes siguieran con dificultades serias en su crecimiento, podríamos tener algún problema adicional, sobre todo si China sigue mostrando señales de decrecimiento y, sobre todo, de inestabilidad financiera. El presidente de AFI también se mostraba preocupado por los riesgos geoestratégicos o los costes energéticos.

Sin embargo, “la Eurozona va a ser el bloque regional del mundo que menos va a crecer, en torno al 1,6 %, unas décimas más que en el año 2015”, aseguraba el invitado, que añadía que deberíamos crecer de una forma más sólida, pues en la mayoría de los países de la Eurozona los sistemas bancarios están asentados, salvo en casos como el de Italia.

En cuanto a la incidencia de la situación política en la economía, el profesor señalaba que puede hacer que se retrasen ciertas decisiones de inversión directa a la espera de lo que ocurre, por si pudiera haber grandes cambios o grandes ‘volantazos’ en las grandes políticas económicas. Cambios que no es probable que ocurran, ya que la economía española está altamente integrada en la Eurozona, donde las reglas son muy estrictas y en políticas macroeconómicas o en políticas de demanda, el margen de maniobra es limitado, declaraba Ontiveros.

No obstante, aseguraba que es importante que salga un gobierno pronto, para interrumpir el cronograma en la secesión catalana, lo que no es económicamente bueno, y para que el nuevo ministro de hacienda renegocie qué hacemos tras el incumplimiento del déficit público de 2015 y 2016.

El presidente de ADEA, Salvador Arenere, mostraba su preocupación por lo que está sucediendo por algunas economías internacionales como la china. Además, manifestaba la intranquilidad de los directivos aragoneses por la situación de Cataluña, por la alta dependencia que existe en Aragón por nuestra alta dependencia, tanto en las compras como en las ventas y defendía la necesidad de mayor sensibilidad social por parte de los directivos.

Comentarios