Poner en valor el antiguo puente de piedra entre Castejón del Puente y Monzón

La presentación del libro “Historia del puente de piedra sobre el río Cinca entre Monzón y Castejón del Puente”, escrito por Ernesto Baringo Jordán y Ernesto Baringo Ezquerra servía para dar a conocer varias reconstrucciones virtuales del puente y propuestas para su conservación y puesta en valor.

Como acto complementario a esta presentación, se ha organizado una Visita guiada a los restos del puente, el domingo 31 de enero. Se saldrá a las 10:30h desde el aparcamiento de la Escuela Oficial de Idiomas en coches particulares.

Situado entre Monzón y Castejón del Puente, los restos de una importante construcción de piedra sobre el Cinca, continúan impresionado por su magnitud. Se trataba de un puente de más de cuatrocientos metros de longitud, que tenía veintiún arcos de 15 metros de luz y que fue realizado con un método constructivo depurado.

Este puente, que estaba considerado como uno de los más importantes de la Corona de Aragón, tenía personalidad jurídica propia, y era gestionado por una hermandad llamada de San Salvador que atendía a los viajeros, cobraba por el paso, recibía donaciones y privilegios; y estaba encargada del buen funcionamiento y seguridad del puente.

En este trabajo se aporta una documentada cronología histórica del puente, así como el estudio de los restos existentes: materiales utilizados, métodos constructivos aplicados, datos sobre los canteros -cuyas marcas se han localizado- y otros detalles constructivos de interés, gracias a lo cual se ha llegado a estimar la época de su construcción. Se han contrastado distintos documentos que aportan nuevos datos sobre los caminos históricos, estrechamente ligados a los pasos sobre el río Cinca.

Las técnicas utilizadas en su construcción, señalan una transición entre la baja edad media y el renacimiento y evidencias de que posteriormente el puente sufrió ruinas parciales y reconstrucciones a lo largo de más de dos siglos. En el siglo XVI, reinando Felipe II, fue sustituido definitivamente por los puentes que se construyeron bajo la protección de castillo de Monzón.

Las comunicaciones han sido desde la antigüedad el principal motor de desarrollo de los territorios, y los puentes sus principales puntos estratégicos. La vía romana Ilerda-Osca cruzaba el río Cinca por Tolous (Monzón) siendo el primer antecedente histórico de un paso estable en el curso medio de este río.

Comentarios