El ejercito despeja dudas y reitera que cerrará el Sancho Ramírez

cuartel Sancho Ramírez , marzo 08

Por si a alguien le quedaban dudas, el ejército ha roto su silencio respecto al futuro del Sancho Ramírez, y ha explicado que el cuartel está infrautilizado, que es más operativo tener las tropas en Zaragoza y, además, resulta más barato reubicarlas en las diferentes dependencias a las que serán trasladadas. Por tanto, sigue adelante con el plan de cerrar esta infraestructura.

Y es que el Ejército de Tierra ha aclarado este viernes que el aplazamiento de la reorganización de sus órganos logísticos centrales del que este jueves hablaba el el jefe del Estado Mayor del Ejército de Tierra (JEME), general Jaime Domínguez Buj, no afectará en ningún caso al acuartelamiento Sancho Ramírez de Huesca, cuyo cierre fue anunciado hace un año y, por tanto, los planes a este respecto se mantienen.

La reorganización que ha quedado suspendida temporalmente es la que afecta a la concentración de órganos logísticos centrales, es decir, a los parques de mantenimiento y abastecimiento, categoría en la que no entran el Grupo de Transportes IX/14 y el Regimiento de Transmisiones del cuartel Sancho Ramírez.

Por lo tanto, en lo que respecta al acuartelamiento Sancho Ramírez, para este año sigue previsto el traslado del Grupo de Transporte de Huesca a Zaragoza, de modo que se disolverán la Unidad de Servicios y la Residencia Logística Militar de Huesca.

Esta decisión proviene de la Comisión para la Reforma de las Administraciones Públicas (CORA) y de la propuesta que elaboró el Ministerio de Defensa para la racionalización y utilización eficiente de su patrimonio inmobiliario.

 En este plan se promueve el desalojo y cierre de instalaciones concentrando unidades en otros establecimientos. El acuartelamiento Sancho Ramírez es uno de los contemplados en la propuesta, pues disponiendo de capacidad para 600 militares, tiene una ocupación de 230, lo que, para Defensa, significa un gasto excesivo en el mantenimiento de sus instalaciones y además exige de otras tres unidades para su servicio.

Además, el Ejército de Tierra recuerda que en los últimos años las Fuerzas Armadas han afrontado una considerable reducción tanto en su presupuesto como en el número de efectivos. Por tanto, la decisión de cierre del acuartelamiento Sancho Ramírez responde tanto a criterios operativos, ya que Zaragoza tiene una mejor ubicación para una unidad de transporte, como de personal y de costes.

Según el Ejército, "a fin de evitar en lo posible los inconvenientes que esta nueva situación podría conllevar para el personal actualmente destinado en Huesca, se ha previsto minimizar los daños en el personal".

Por esta razón se ha decidido el traslado de la unidad a Zaragoza, para que así "sus componentes pudiesen seguir manteniendo sus actuales lugares de residencia, facilitando así la conciliación familiar". Además, según el Ejército, el de Sancho Ramírez "no es un caso único, pues otras unidades han sufrido acciones similares", por ejemplo la disolución en Jaca de la Jefatura de Tropas de Montaña y en Zaragoza del Regimiento de Artillería Antiaérea nº 72.

Comentarios