Monzón acoge el Open de España de Boccia para deportistas con discapacidad

El pabellón “Joaquín Saludas” acogerá los días 6 y 7 de febrero el Open de España de Boccia por Comunidades Autónomas de 2016. Comparten la organización la Federación Española de Deportes de Personas con Discapacidad Física (FEDDF), la Asociación Disport (con sede en Monzón) y el Ayuntamiento de Monzón.

La competición sólo será de categoría individual y para jugadores de las clases deportivas BC3 y BC4 (personas con discapacidad cerebral y discapacidad física grave, respectivamente), y se desarrollará el sábado por la tarde (de cuatro a ocho) y el domingo por la mañana (de nueve a una). La mañana del sábado de dedicará a los entrenamientos. Se espera la participación de entre veinte y treinta jugadores. Los trofeos se entregarán el domingo a la una y media.

A la hora de elegir la sede del Open, la Federación ha tenido en cuenta la experiencia de Monzón en la organización de competiciones deportivas de diferentes disciplinas (algunas de gran calado) y, por otro lado, el excelente trabajo de la Asociación Disport desde su fundación. El alcalde, Álvaro Burrell, indicaba que la competición de boccia engrosará el amplio currículo de campeonatos celebrados en la ciudad.

La boccia

La boccia se remonta a la Grecia Clásica y es una compleja combinación de táctica y habilidad. Se practica de forma individual, por parejas o equipos, sobre una pista rectangular en la que los jugadores tratan de lanzar sus bolas lo más cerca de la pelota blanca que sirve de objetivo, a la vez que intentan alejar las de sus rivales, en un ejercicio continuado de tensión y precisión.

Cada jugador, pareja o equipo dispone de seis bolas en cada manga y gana aquel cuya bola termine más cerca de la blanca. Además, recibirá un punto extra por cada bola adicional que haya conseguido acercar a la blanca por delante de la primera del contrario. Las competiciones individuales y por parejas constan de cuatro mangas, y las de equipos se componen de seis.

Este deporte lo practican personas en silla de ruedas que tienen parálisis cerebral o discapacidad física severa. La competición se estructura por clases de discapacidad: la BC1 corresponde a deportistas que lanzan con manos o pies y precisan ayuda de un asistente; los de la BC2 son aquéllos que pueden lanzar sin ayuda; la BC3 precisa asistencia y realiza los lanzamientos a través de una canaleta; todos ellos tienen parálisis cerebral. La categoría BC4 engloba a los deportistas con discapacidad física grave.

La boccia forma parte del programa paralímpico desde los Juegos de Nueva York 1984. En la actualidad, se practica en más de 50 países y consta de siete eventos con medalla (las cuatro competiciones individuales para cada clase, las de parejas BC3 y BC4, más la de quipos BC1/BC2). Todas son mixtas.

Comentarios