La Plataforma del Sancho Ramírez desmonta los argumentos de Defensa sobre el cierre

La Plataforma en Defensa del Acuartelamiento Sancho Ramírez denuncia que los argumentos que esgrime el ejército y el Ministerio de Defensa para cerrar el Sancho Ramírez son erróneos e interesados. Denuncia este colectivo que Defensa tiene que gastar 1,2 millones de euros en crear un nuevo Sancho Ramírez en Zaragoza para albergar a los efectivos de Huesca. A eso hay que añadir entre 500.00 y 700.000 € que se van a necesitar para desmantelar el Sancho Ramírez. Por otro lado, hay que seguir sumando los gastos que el cierre van a suponer al INVIED por las compensaciones económicas del personal que asciende a más de 1.300.000€. Resumiendo cerrar las puertas del acuartelamiento Sancho Ramírez va a costar más de 3.000.000€, frente a los 300.000 €, en el caso máximo, que cuesta abierto el mantenimiento del Sancho Ramírez.

A estos 3.000.000€ habría también que sumar los gastos que el acuartelamiento va a generar estando cerrado, teniendo en cuenta que los terrenos donde se ubica el Sancho Ramírez, y las otras tres propiedades dependientes directamente del Acuartelamiento en la Provincia de Huesca; los dos campos de tiro (Fornillos en Huesca y Valdorrias en Barbastro) y el campo de maniobras (Igries) son de uso estrictamente militar, lo que quiere decir que el mantenimiento de estas tres últimas infraestructuras los va a tener que asumir Jaca o Zaragoza con los viajes y costes añadidos que eso supone.

Respecto a la infrautilización del Sancho Ramírez, la Plataforma responde que prácticamente ningún acuartelamiento está al 100% de personal, como por el ejemplo la escuela de Jaca con capacidad para 500 efectivos y en la que hay 80.

Por otro lado, la diputada del PP por la provincia de Huesca, Ana Alós, ha tildado de pesadilla la insistencia por parte del Ministerio de Defensa y de altos mandos del ejército sobre el cierre, y deja claro que la última palabra sobre el futuro del cuartel todavía no está dicha.

Comentarios