El Ayuntamiento de Jaca abre una línea de subvenciones para la instalación de contadores de agua

El 31 de diciembre de 2016 todas las viviendas de Jaca deberán tener contadores de lectura de agua. Este va a ser un año de adaptación con el que esperan aumentar el control de consumo. Para ello el consistorio ha presentado las subvenciones aprobadas para familias que no lleguen a determinados requisitos económicos y que se beneficiarán del pago de entre un 30 y un 70% en el coste de la instalación y de la propia tasa. Se dará 30 días de plazo desde la publicación de la ayuda, que no se ha realizado todavía.

El pago según consumo afectará únicamente al impuesto de contaminación. La intención del equipo de gobierno es que el consumo general siga pagándose de forma estimada, “con un tanto alzado” que diferencia entre usos privados o de negocio, por ejemplo.

El cambio en uno de los tramos de la factura afectará a la factura final. El consistorio estima que supondrá un ligero aumento para las familias de cuatro o más miembros y una disminución para las que no lleguen a ese número.

En la actualidad el Ayuntamiento de Jaca tiene registrados 324 contadores de agua de los 15.000 que estiman que deberán estar colocados al acabar el año. Esa cifra aumenta a los 908 si tenemos en cuenta los contadores retirados que próximamente comenzarán con la lectura. Queda mucho trabajo hasta llegar a la totalidad, algo que por el momento no preocupa al consistorio porque conocen el interés de muchas comunidades que están en proceso. Recomiendan no esperar al final, cuando los profesionales acumularán gran parte de trabajo.

CONTACTAR CON EL PROFESIONAL

El consistorio ha realizado un folleto informativo en el que explican que deben conseguir el contador a través de un profesional de fontanería o empresa autorizada para solicitarlo al consistorio. Las comunidades de vecinos deben instalar dos contadores, el general y el individual. Toda la información se puede recibir a través de los administradores de firmas, en la página web del ayuntamiento o a través de los profesionales autorizados.

Una vez instalados el consistorio estudia las fórmulas para hacer más fácil la lectura, que para los contadores adquiridos en el consistorio será manual. Desde habilitar un espacio para introducir el dato en la página web del consistorio, hasta crear una aplicación móvil para que el usuario pueda enviar su lectura.

Comentarios