Día del Losar en Dag Shang Kagyu (Panillo)

lamas Panillo Templo budista Año Nuevo

Este martes en el templo budista de Panillo se dará la bienvenida al Año 2143 del Mono de Fuego. La celebración del Losar se realizará, como es habitual, con el ritual de Guru Rinpoche, la ofrenda y la ceremonia del humo que todo lo purifica aunque, los actos de bienvenida al Año Nuevo Tibetano vienen desarrollándose ya desde el pasado viernes.

Audio sin título
Audio sin título

Los rituales de Mahakala, que duran tres días, son los que dan inicio a la celebración, a modo de purificación por el año que se va y solicitando la protección para el nuevo año. Este lunes, se llevan a cabo las plegarias Shangpa Kagyu y, el martes, tienen lugar los actos más vistosos que suelen concentrar, cada año, a más público quu quiere acompañar a los lamas en este día.

El año que está punto de comenzar es el 2143, Año del Mono de Fuego, es decir, año muy activo y de cambios.

El Losar es el día festivo más importante de Tibet, Nepal y Bután, impregnado de un espíritu de festejo, purificación o frescura donde no faltarán las katas, los buenos deseos y la ceremonia del humo blanco que concluye con otra tradición tibetana que es tirar harina al aire. Los actos comenzarán a las 8 con el intercambio de katas y el ritual en el exterior se iniciará alrededor de las 11.

La jornada concluirá con una comida en la que participarán los lamas, autoridades y quienes acudan a participar a la celebración. De hecho, ya hay casi 100 comensales.

El miércoles continuará la celebración con una lectura de textos dentro del templo y un paseo circunvalando el mismo pero que, este año, debido a la cantidad de procesionaria que hay en los árboles se suspende.

Quienes acudan a Dag Shang Kagyu este martes no encontrarán muchas novedades, puesto que, los esfuerzos se centran en la ampliación del albergue. Se hizo una primera fase de limpieza, y ahora se está en la búsqueda de financiación para poder acometer otra fase más. La ampliación serán 32 habitaciones más (dobles) y una sala que permita realizar otro tipo de actividades.

Hace ya casi 30 años que los lamas llegaron a la Ribagorza, y de este centro, dependen otros 10 ubicados en distintas ciudades españolas.

Comentarios