Detenida bajo los efectos del alcohol tras accidentarse con un coche sustraído en Astún

El pasado día 7 de febrero la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de Huesca procedió a la detención de una mujer finlandesa de 27 años por haber cometido supuestamente varios delitos, uno de ellos contra la seguridad vial, otro por daños y otro de hurto de uso de vehículo. La mujer sufrió un accidente y arrojó una tasa de alcoholemia de 0’82 mg/l de alcohol en aire espirado. Mientras se realizaban gestiones para la retirada del vehículo por una grúa, la patrulla del Destacamento de Tráfico de Jaca recibió un aviso de que el vehículo siniestrado había sido sustraído en Astún.

El accidente tenía lugar en la carretera N-330, en término municipal de Aínsa. Consistió en una salida de vía por el margen derecho de un turismo que presentaba daños de consideración y si bien su conductora se encontraba ilesa presentaba síntomas de haber consumido bebidas alcohólicas, procediendo a realizar la prueba de alcoholemia, dando un resultado de 0’82 mg/l de alcohol en aire espirado.

Mientras se solicitaba el servicio de grúa para la retirada del turismo accidentado, la central 062 de tráfico de la Guardia Civil informó que se había recibido una llamada telefónica del propietario del vehículo manifestando que le acababan de sustraer el mismo, por lo que la mujer fue trasladada al acuartelamiento de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de Jaca, donde se hizo cargo de las diligencias el GIAT.

A la detenida se le considera supuesta autora de delito de hurto de uso de vehículo a motor, daños y un tercero contra la seguridad vial, por conducir bajo los efectos del alcohol, este último delito está penado con hasta seis meses de prisión y privación del permiso de conducir de 1 a 4 años.

Las diligencias instruidas fueron entregadas en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Jaca, quedando la detenida en libertad con cargos, citada para juicio rápido.

Comentarios