Teresa Sas: "Si 8 años después, la Fundación Huesca Congresos no funciona, hay que asumirlo y cambiar"

Teresa Sas, presidenta del Consejo de Administración de la Sociedad Palacio de Congresos, en relación a las críticas recibidas por la disolución de la Fundación Huesca Congresos, ha asegurado que se está confundiendo la herramienta, que era la Fundación, con el fin, que es que Huesca siga consolidándose como ciudad receptora de turismo de congresos. En una reunión celebrada con los máximos responsables de CEOS y de la Cámara de Comercio se dejó claro que seguirán colaborando, pero que el ayuntamiento será quien marque las líneas de actuación.

Sas indicaba que, tras ocho años de andadura, y después de que la Fundación diese sus frutos en los primeros cuatro años, en estos últimos se ha seguido una inercia, que no ha beneficiado en nada a la actividad congresual en Huesca. La herramienta que se puso en marcha en 2008, no puede valer, asegura, ocho años después. Como en los años 2011 y 2012, la herramienta ya no era válida, el PP externalizó el servicio y, por 40.000 euros contrató a una empresa de Madrid, que no consiguió ningún congreso. Tras ese primer intento, hubo una crisis en la Fundación, porque no había resultados evidentes para todos los socios, que se solventó eliminando las cuotas que pagaban. Esta "solución" tampoco ha dado buenos resultados.

Teresa Sas entiende que los 81 socios que tenía la Fundación estén preocupados, sin embargo, en este momento de redefinición, considera que se trata de buscar la mejora del turismo de congresos y de las actividades, que se realicen en Huesca.

La presidenta del Consejo de Administración de la Sociedad Palacio de Congresos recordaba que la aportación económica fundamental, o prácticamente única, es del ayuntamiento de Huesca, por lo que la gestión se hará como al consistorio le parezca que hay que hacerlo.

Teresa Sas está de acuerdo con la afirmación que ha hecho Ciudadanos, que el valor de la Fundación Huesca Congresos no son sólo los 81 socios. Los resultados tienen que ser evidentes y, en estos momentos, no lo son.

Comentarios