Cataluña pide ahora que el Constitucional anule la sentencia de las 97 piezas

Nuevo intento de la Generalitat catalana de frenar la devolución de las 97 piezas de arte pertenecientes al Real Monasterio de Sijena. Esta vez, tal y como ha informado el ejecutivo catalán, piden directamente al Tribunal Constitucional que aplique “de forma inmediata y como medida cautelar” la anulación de la sentencia que en abril de 2015 dictaminó el Juzgado número 1 de Huesca, declarando ilegales las ventas que realizaron las monjas.

La Generalitat se basa en que el mismo Alto Tribunal dictaminó en 2012 la permanencia de los bienes en Cataluña. Fue un fallo que no entró a valorar la propiedad de las piezas, pero sí resolvió el conflicto de competencias entre los gobiernos, a favor de la parte catalana.

NOVEDADES CON LA CUNA DE SIJENA

Aragón planteó dos litigios a Cataluña para reclamar la devolución de las 97 piezas, pero también para las pinturas murales de la Sala Capitular, cuyo juicio está a la espera de retomarse en el mes de marzo. Hay una tercera reclamación como es la cuna de Sijena, que se encuentra custodiada en Zaragoza en dependencias policiales.

La Fiscalía de Huesca se ha pronunciado a favor de dejar en manos de la jurisdicción catalana. En un informe remitido al Juzgado de Instrucción 3 de Huesca, que se inhibió hace unos días ante los juzgados de Barcelona para resolver la denuncia interpuesta por el Ayuntamiento de Villanueva de Sijena en torno a la cuna, el fiscal considera que los presuntos delitos planteados no se habrían producido en Aragón.

Considera el ministerio público que tanto si se considera la existencia de un delito de apropiación indebida como de estafa, los hechos no pudieron producirse en la comunidad aragonesa ya que la pieza estaba depositada en el año 1972 en el Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC).

Rechaza, asimismo, el criterio de "ubicuidad" alegado por los denunciantes, que favorece la instrucción de un caso en la primera jurisdicción que abre diligencias si el delito planteado se ha cometido en dos jurisdicciones, al entender que en Huesca no se llegó a perpetrar acto delictivo alguno.

El informe de la Fiscalía, que precede a la decisión del instructor en torno al recurso interpuesto contra el auto de inhibición, ha provocado malestar y sorpresa entre la representación legal del municipio de Sijena.

Por la parte aragonesa y desde el consistorio de Villanueva de Sijena, son partidarios de que el caso se quede en la jurisdicción de la comunidad, porque de no ser así, se complicaría el mantenimiento de la cuna de plata en Aragón.

Comentarios