CSI-F firma un acuerdo de plantillas para recuperar casi un 60% de las plazas docentes eliminadas durante los últimos cuatro años

En la Mesa Sectorial de Educación celebrada hoy, CSI•F ha firmado el acuerdo de plantillas para el personal docente no universitario porque permite recuperar más de la mitad de las plazas en plantilla destruidas por el gobierno anterior. Durante los cuatro últimos años se destruyeron 386 plazas en Aragón, de las cuales vamos a recuperar 229 gracias a la colaboración de todos los centros educativos, a la negociación sindical y al acuerdo de criterios generales de plantillas del 4 de noviembre de 2015.

CSI•F se muestra satisfecho con estos resultados, que vienen a ratificar que el acuerdo de criterios de plantillas fue un acierto. Resultados que van a permitir la consolidación de las plantillas docentes en los centros escolares urbanos y rurales, el aumento de la oferta de empleo público y más facilidades para obtener un destino en los concursos de traslados.

No obstante, aún quedan asuntos por mejorar que han generado discrepancia a lo largo de toda la negociación; como consecuencia, las plantillas no se han mejorado tanto como nos hubiera gustado. Entre estos asuntos destacamos tres negociaciones futuras de gran importancia: normativa de bilingüismo, de orientación y de centros de atención preferente.

Mientras tanto, CSI•F insta al Departamento a dotar de todos los docentes de cupo necesarios para consolidarlos en plantilla en cursos venideros.

En definitiva, este sindicato considera que la estabilidad de las plantillas educativas es imprescindible para mejorar la calidad de la Educación Pública y las condiciones laborales del profesorado.

SIN ACUERDO EN EL BAREMO DE INTERINOS

Otro de los puntos de la Mesa Sectorial ha sido el Baremo de Interinos, donde la Administración no ha logrado el apoyo de ninguna organización sindical.

CSIF ha manifestado que, pese a ser un baremo que mejora el anterior, el desacuerdo en la forma de valorar la nota de oposición le impide dar su apoyo.

Según considera este sindicato, la manera más justa de puntuar este apartado, ya que se trata de un 30% del baremo, consiste en multiplicar por tres la nota final de oposición, del mismo modo que en los anteriores se multiplicó por dos y por cuatro, respectivamente.

Multiplicar por tres asigna exponencialmente una puntuación en función de la nota obtenida. De tal modo que, si obtiene un 5, conseguirían 15 puntos o, si obtiene un 9, serían 27, otorgando a cada nota la puntuación que se merece sin menospreciar ninguna puntuación ni creando saltos injustos de puntos entre una milésima y otra, que es la opción elegida por la Administración.

Por lo que respecta al resto de apartados, CSI•F valora que se hayan tenido en cuenta las demandas de las mesas de trabajo como el compromiso futuro de valorar los puestos de difícil desempeño, el aumento de la valoración de la experiencia docente, la puntuación del título de grado en función de los créditos cursados, en formación académica, o la incorporación de los cargos de responsabilidad docente, en el apartado de otros méritos, entre otros asuntos.

Por contra, este sindicato se muestra insatisfecho por la ausencia de la valoración de los títulos académicos de B1 y el Elemental de Música, que exigen cuatro años de formación docente, la no valoración de las tutorías y la forma injusta de puntuar la nota de oposición.

Comentarios