“La Aragón-Cazaril está absolutamente muerta y no va a resucitar”

El director general de energía y minas, Alfonso Gómez, aseguraba, este martes, ante la Comisión de Economía, Industria y Empleo, que la iniciativa, refiriéndose al proyecto de la Aragón-Cazaril, “está absolutamente muerta y no va a resucitar”, pero reivindicaba que “una interconexión serviría para el impulso del sector renovable en Aragón y permitiría colocar en el mercado europeo el excedente”. Según sus cifras, la Comunidad produce el equivalente al 91% de la energía que consume, “pero no se puede guardar”. “O la exportamos o la perdemos”, añadía, defiendo la utilidad de estos trazados. Gómez comparecía en las Cortes, a petición de Podemos, para informar sobre la situación del proyecto Aragón-Cazaril.

Alfonso Gómez, defendía ante la Comisión de Economía, Industria y Empleo la “posición técnica prácticamente unánime” a favor “unas buenas intercomunicaciones energéticas entre países europeos para el intercambio de energía”.

Para Gómez, “no se trata de claudicar ante el gran capital”, sino “de opinar sobre algo que creemos honestamente que es bueno para los intereses de Aragón y del resto de territorios”. Porque, además, en este caso desde el lado del abastecimiento, “la garantía de suministro se potenciaría, mejoraría la competitividad de las empresas y se podría acceder a energía más barata a mejores precios”.

Desde el grupo Podemos Aragón, Violeta Barba criticaba que “no solo no se han desmantelado las pilonas sino que, además, Red Eléctrica ha intentado la electrificación cableando entre subestaciones”. Además, la parlamentaria de Podemos recordaba la posición contraria de su formación a “la reelectrificación del Pirineo”. “Lo lamentamos profundamente y si finalmente acaba teniendo lugar una avivación estaremos en contra”, manifestaba Barba.

Dolores Serrat (PP) compartía con Gómez “los fines de estos proyectos”, pero pedía al Gobierno “ser especialmente cuidadoso con los trazados por sus repercusiones”.

La socialista Leticia Soria recordaba que “se sigue considerando prioritaria por Europa la interconexión eléctrica con Francia por el Pirineo”. Aun así, esta diputada criticaba “la opacidad de este tipo de infraestructuras y sus graves afecciones para el desarrollo de estas zonas”, por lo que ha calificado como “muy complejo este asunto”, animando al director general al “trabajo no sencillo que tiene por delante”.

Para Jesús Guerrero (PAR), el director general “ha dicho las cosas como son”. “Cuando existen cien mil trazados y ninguno gusta, por algún sitio tiene que ir porque queremos bienestar y progreso”.

Por parte de Ciudadanos, Jesús Sansó recordaba que “el proyecto fue planificado cuando todavía no se exigía impacto ambiental, por lo que el Supremo lo tumbó”. “Ahora se exige un equilibrio a veces difícil de alcanzar”, añadía en relación con el presente. Para este parlamentario, “hay que cumplir los objetivos vinculantes establecidos en la Estrategia Europea 2020” y “sería conveniente considerar su reutilización”.

La diputada de IU Patricia Luquin criticaba la “posición absolutamente ambigua” del director general en relación a “las autopistas eléctricas”. “Es consciente de que se paralizaron muchas de las que se pusieron encima de la mesa, porque había mucha movilización, pero es un debate que sigue abierto y hablamos de confrontación entre modelos energéticos”, manifestaba. Para esta diputada, “existen intereses de las grandes empresas”.

Comentarios