Lourdes Pena: "La Ribagorza rechaza megaproyectos que sólo hipotecan el desarrollo del territorio"

A raíz de la comparecencia, en la Comisión de Economía, Industria y Empleo de las Cortes, de Alfonso Gómez, director General de Energía y Minas del Gobierno de Aragón, Alfonso Gómez, donde defendió las interconexiones eléctricas y aludió a informes técnicas que indican que, estas conexiones, son imprescindibles, la presidenta de la Ribagorza, Lourdes Pena, indicaba que no duda que España sea una “isla energética” y que, esas infraestructuras, contribuyan al desarrollo económico, pero recordaba que también existen informes que cuestionan ese tipo de conexiones por el impacto medioambiental que suponen para el territorio.

Pena recordaba que el Consejo Comarcal del mes de noviembre aprobó, por unanimidad, una moción, que solicitaba a REESA (Red Eléctrica de España) el desmonte de la viejas pilonas de la línea Aragón-Cazaril y, al Departamento de Economía, Industria y Empleo del Gobierno de Aragón, que llevara a cabo las actuaciones precisas para que se hiciera efectivo este desmantelamiento y la reversión de las servidumbres y los terrenos.

La presidenta comarcal indicaba que, durante décadas, los ribagorzanos, en pro del interés general, y haciendo un ejercicio de solidaridad, han permitido y soportado la instalación de infraestructuras hidroeléctricas y eléctricas. El precio que se ha pagado, añadía, ha sido la despoblación, puesto que, los grandes beneficios que han obtenido las empresas eléctricas no han revertido en el territorio.

La presidenta de la Ribagorza afirmaba que la Comarca rechaza, política y socialmente, megaproyectos, como la Aragón- Cazaril (Graus-Sallente o Arnero-Peñalba-Isona) que sólo pueden hipotecar las escasas posibilidades de crecimiento y desarrollo del territorio.

Lourdes Pena añadía que, ojalá, el Gobierno de España y el Gobierno de Aragón, los tuvieran en cuenta no sólo a la hora de planificar actuaciones que repercutan en beneficio de todos, sino también a la hora de ejecutar infraestructuras básicas e imprescindibles que generen riqueza y asienten población, como es la carretera N-260, reivindicada durante décadas por Instituciones, empresarios y vecinos.

Comentarios