El Vivero Provincial suministra árboles y plantas a más de 70 municipios durante la campaña de invierno

Vivero Provincial plantas DPH

El Vivero de la Diputación Provincial de Huesca ha suministrado árboles y plantas durante la campaña de invierno a más de 70 ayuntamientos altoaragoneses, que utilizan este servicio para repoblar entornos naturales y adornar las calles, parques y jardines de sus localidades. Algunas de las especies más solicitadas son el ciprés, tanto el común como el de Arizona, las hayas, los setos y los pinos o las carrascas, aunque también son comunes los arañones, las retamas, las adelfas, el rosal silvestre, el tamariz o las coscojas.

En algunas poblaciones han utilizado estas plantas procedentes del Vivero Provincial para crear un nuevo mirador natural, es el caso de Fonz. En Sabiñánigo la actuación ha sido medioambiental, de limpieza y repoblación, y en otros lugares, como en Igriés han aprovechado el servicio del Vivero Provincial para replantar una zona verde de la entrada a Yéqueda rehabilitada recientemente y en Nueno para adecentar el entorno de sus caminos munipales. En numerosas ocasiones su destino también es formar parte de las nuevas zonas verdes que se adecuan con otro programa de ayudas de la DPH para la recuperación de espacios degradados y de parques públicos en los entornos urbanos.

El Vivero Provincial de la DPH trabaja durante todo el año para poder ofrecer en perfecto estado estos ejemplares a las entidades locales que lo solicitan. Se trata de un proceso largo que va desde que se planta la semilla o el esqueje hasta que recogen la planta de estas instalaciones para acabar formando parte de diferentes espacios de las localidades.

Dependiendo de la especie, tal como explica Alberto Bergua, el operario encargado del Vivero, hay árboles que pueden salir tras dos años porque tienen un crecimiento rápido, como es el caso de los chopos, y otros que pueden tardar de siete a diez años, si hablamos de los castaños de indias. Además, antes de su traslado, las especies que así lo requieren pasan un control sanitario con el fin de evitar la expansión de determinadas plagas, algo que es necesario en los pinos, las encinas, los cajigos o los abetos, entre otras.

Comentarios