La Plataforma indignada con la postura favorable del G.A a las autopistas eléctricas

La Plataforma Unitaria contra la Autopista Eléctrica expresaba su profunda consternación e indignación por la posición del actual ejecutivo aragonés, favorable a los proyectos de autopistas eléctricas e interconexiones eléctricas que amenazan al Pirineo y que se puso de manifiesto en la comparecencia del director general de Energía que, consideran, apoyó los proyectos de interconexión eléctrica y el proyecto de Autopista Eléctrica Peñalba-Arnero Isona.

La Plataforma Unitaria contra la Autopista Eléctrica, que representa a la sociedad civil de los territorios afectados por esos proyectos, a los que viene oponiéndose desde ya hace casi tres décadas, se compromete, además, de acuerdo con su manifiesto fundacional a oponerse por todos los medios a su alcance, incluida la vía judicial, a las interconexiones energéticas a través del Pirineo y al proyecto de Autopista Eléctrica Peñalba-Arnero-Isona, sin admitir alternativas ni compensaciones, a luchar para lograr el desmantelamiento de las viejas pilonas de la AragónCazaril y la reversión de sus servidumbres, y a luchar, igualmente, por un nuevo modelo y una nueva cultura de la energía, que responda a los intereses de la ciudadanía y afronte decididamente la grave crisis medioambiental que nos amenaza.

La Plataforma, integrada en la Red de Apoyo Mutuo en respuesta a las Interconexiones Energéticas Pirenaicas, solicitó el pasado mes de noviembre, mediante una carta dirigida a la Consejera de Economía (de la que no se ha recibido aún ni acuse de recibo), el apoyo del Gobierno de Aragón a sus reivindicaciones, expresadas en la Declaración de Capella y el Comunicado de Sabiñánigo pero, señalan, no fue hasta el martes, a través de la citada comparecencia del director general de Energía cuando se conoció públicamente que el ejecutivo autónomo apoya abiertamente los proyectos de autopistas eléctricas cuya supuesta necesidad, indican, fue defendida, también por los portavoces del PP, el PAR y Ciudadanos.

Igualmente, pese a las mociones aprobadas por unanimidad por los ayuntamientos de Graus y Aínsa-Sobrarbe y por el Consejo Comarcal de la Ribagorza, solicitando el desmonte de las viejas pilonas del proyecto Aragón-Cazaril, no fue hasta esa comparecencia cuando se conoció la postura sobre este asunto del G.A, a través de director general de energía, quien, consideran desde la Plataforma, se mostró comprensivo con los deseos de Red Eléctrica de España de reutilizar esas viejas infraestructuras para el proyecto de Autopista Eléctrica PeñalbaArnero-Isona y considera (ignorando la sentencia del Tribunal Supremo sobre el proyecto Aragón-Cazaril y las órdenes de desmonte emitidas en el pasado por el Ayuntamiento de Graus) que no hay base jurídica para exigir su desmonte y la reversión de las servidumbres.

Las palabras del director general de Energía y la postura del Gobierno de Aragón, añaden, desde la Plataforma ponen en evidencia la apuesta por la continuidad de un modelo energético que se ha mostrado ya caduco y obsoleto, además de perjudicial para los intereses de la ciudadanía y de Aragón y, con ello, creen que el gobierno autónomo se pone de nuevo al servicio del lobby energético, frenando el imprescindible y urgente proceso de transición energética.

Por todo ello, la Plataforma considera que el apoyo del Gobierno de Aragón a la interconexión eléctrica por el Pirineo es una traición al pueblo aragonés y, de manera especial, al Alto Aragón, que, una vez más, es “vendido” a las grandes empresas del sector energético, hipotecando su desarrollo sostenible y condenando a muchos de nuestros pueblos a una inexorable desaparición.

Comentarios