La misa de San Jorge se hará en una carpa

Ermita San Jorge

El Ayuntamiento de Huesca ha contratado la redacción de un proyecto para consolidar la ladera y el muro de contención de la ermita de San Jorge. El trabajo se ha adjudicado por 6.867 euros (IVA incluido), y cuenta con un mes de plazo para redactar el proyecto.

El Área de Urbanismo del Ayuntamiento de Huesca ha encargado el proyecto a raíz de varios informes técnicos que aconsejaban actuar en la ermita ante los problemas de grietas que presenta y que se están produciendo por el deslizamiento de la ladera sobre la que asienta.

Esos mismos informes señalan que, si bien hoy por hoy no está comprometida la estabilidad del edificio en su totalidad, las grietas, que permanecen activas, producen desprendimientos de cascotes o fragmentos de pequeño tamaño que podrían causar daños al caer de cierta altura. Por ello recomienda que se evite el acceso del público al interior de la ermita.

A pesar de ello, la celebración en el cerro de San Jorge de la festividad del 23 de abril –fecha en la que casi exclusivamente se abre la ermita al público- está garantizada. Ya que se ha previsto instalar una carpa en la explanada posterior a la ermita de dimensiones similares a la capacidad del templo para albergar la celebración de la misa, con el objetivo de que ningún acto de esta festividad se vea condicionado por el estado del templo.

“A lo largo de los años se han hecho varias actuaciones en la estructura de la ermita para tratar de resolver el problema de las grietas hasta que la elaboración de un estudio geotécnico ha puesto de manifiesto que existe un problema no de origen constructivo sino de naturaleza geológica, que está produciendo un deslizamiento de la ladera”, ha explicado María Rodrigo, concejala de Urbanismo. Por ello, y tras la realización de los correspondientes informes, “procede redactar un proyecto que determine las obras necesarias a acometer para garantizar la estabilidad de la ermita”, añade.

Comentarios