CHA propone a la Comarca de Cinca Medio que se manifieste en contra del proyecto de incineradora de Monzón

Toni Collada

Continúa la oposición de distintos grupos y organismos al proyecto de la Planta de Biomasa en Monzón. En este caso, llega por parte de Chunta Aragonesista, que ha registrado una propuesta de resolución para su debate y votación en la que se propone que la Comarca de Cinca Medio, recogiendo la preocupación que existe en la calle, y teniendo en cuenta el principio de precaución, muestre su rechazo al proyecto de incineradora que pretende implantarse en Monzón.

Y es que CHA considera que debería prevalecer el principio de precaución, “puesto que la salud de las personas debe estar por delante de los intereses económicos, sobre todo cuando estamos hablando de un municipio donde los niveles de contaminación atmosférica en base a partículas finas deberían reducirse, nunca aumentarse, ya que que se encuentran al límite de lo permitido”, señalan.

Toni Collada, portavoz de CHA en la Comarca de Cinca Medio, recuerda que “en Canarias por poner un ejemplo, se ha paralizado un proyecto similar porque han prevalecido los informes del Departamento de Salud, puesto que las afecciones para la salud abarcarían un radio de más de tres kilómetros”.

Para argumentar esta propuesta de resolución, CHA aporta las siguientes consideraciones: “La empresa Solmasol I promueve un proyecto de planta de biomasa en Monzón con una potencia de 49,5 MWe (170 MW térmicos), capaz de suministrar energía a más de 100.000 hogares, con un consumo de 408.000 toneladas de biomasa/año, y con una previsión de generar casi 400 mil MWh anuales.

Para la obtención de la biomasa se proyecta cultivar entre 8.000 y 11.000 hectáreas de chopos, eucaliptos y cañas, en un radio de 60 km de la planta, con graves consecuencias a la agricultura tradicional, que serán transportados en camión (más de 40.000 anuales). La superficie que ocuparía la planta de biomasa es de unas 8 hectáreas, pues se prevé una zona de almacenamiento de biomasa de más de 56 mil m2, con capacidad de almacenaje para un mes. La caldera de quema de biomasa que va a incinerar 51.000 kilos de madera a la hora, extraerá los humos hacia un precipitador electrostático, que mediante una chimenea de 60 mts de altura emitirá más de 250.000 mil Nm3/hora

La proximidad al casco urbano montisonense de esta planta de generación eléctrica, a tan solo 600 metros de distancia de las viviendas y a 500 metros de la zona de servicios del Polígono Paules, conllevará gravísimas afecciones para la salud por la emisión de partículas muy nocivas, y es que hasta la evaluación de impacto ambiental presentada por el promotor reconoce que el impacto sobre la calidad del aire por las emisiones de 60,8 toneladas de partículas, será severo. A todo esto hay que sumar las afecciones contaminantes del tránsito de 20.000 camiones al año para aprovisionar de biomasa a la incineradora.”

Comentarios