Los residuos por lindano 50 veces por encima de los valores de potabilidad

El Movimiento LindaNo señala que según los datos facilitados por la Confederación Hidrográfica del Ebro, las lluvias siguen aportando al cauce del Rio Gállego residuos de este pesticida. En un escrito precisan que después de la depuradora del Barranco de Bailín, en la estación de aforos, los residuos son hasta 50 veces por encima de los valores de potabilidad el día 12 de febrero.

Desde este movimiento se critica la falta de avances reales tanto en obras de descontaminación como en abastecimientos alternativos que permitirían solucionar este problema. Solicitan que los fondos que desde el Ministerio se han dado a organismos como Aguas de la Cuencas de España, ACUAES, se inviertan donde realmente puedan mejorar la calidad de las aguas de la población expuesta a este y otros tipos de contaminación que pone en riesgo su salud y su modo de vida.

Recuerdan que la contaminación se ha generado en el vertedero del barranco de Baílin, donde la Confederación tiene presupuestado pero no ejecutado la realización de un bypass del barranco. Con este bypass se separarán las aguas que bajan limpias por encima de la contaminación del vertedero y permitirá que la depuradora situada debajo del vertedero no se colapse, impidiendo la depuración de las escorrentías del vertedero altamente contaminadas.

Por otra parte, las escorrentías del vertedero de Sardas siguen sin ser incluidas en el plan de control de las aguas del rio Gállego y no se sabe en qué medida están contaminando el río. Es una fuente de contaminación similar a la que era el vertedero de Bailín pero no conocen sus aportes tóxicos al embalse de Sabiñánigo y río Gállego.

Frente a estos problemas, se solicita que se realice de forma urgente un protocolo de actuación en caso de contaminación que permita cerrar el bombeo de aguas a los municipios que se abastecen del rio Gállego o la entrada de agua a la Sotonera. Consideran que el protocolo actual de análisis del agua del río y el protocolo de comunicación con los municipios afectados, no es lo suficientemente eficaz, ya que cuando llegan los avisos, el agua afectada ya está en las redes de distribución de los pueblos.

Precisan que las adminsitraciones no quieren estudiar las posibles afecciones a la Salud Publica centrando sus esfuerzos en el control de posibles contaminaciones. Estos nuevos episodios contaminación demuestran que el problema sigue sin estar controlado. No cabe duda de la urgencia de avanzar en los abastecimientos alternativos.

Comentarios