La Economía Solidaria en Cáritas

Economía solidaria es toda actividad económica basada en la ética y el bien común, que prime ante todo a las personas, a cuyo servicio se orienta, por encima del capital y de la obtención de beneficios, y se configura como un instrumento para la transformación social y el logro de una sociedad más justa e igualitaria.

Cáritas Diocesana de Huesca trabaja para superar la vieja concepción de la caridad como mera beneficencia limitada a dar la limosna, comida o ropa al necesitado, perpetuando su situación de pobreza. Sin perjuicio de atender las situaciones de necesidad urgente e inmediata que se presentan, su actuación procura ayudar a la persona necesitada a superar su propia situación, proporcionándole recursos que potencien su formación y promoción personal así como sus habilidades sociales y laborales de cara a su inserción en el trabajo, gestionando también su posible colocación en empresas, siempre con una actitud de escucha, participación y acompañamiento de la persona a través de todo ese proceso, teniendo presente que se trata normalmente de personas de muy baja formación, excluidas o en grave riesgo de exclusión social.

Toda esa labor requiere que Cáritas realice una serie de actividades económicas encaminadas a la creación de talleres que permitan, por un lado, dar una formación pre-laboral a personas que se encuentran en procesos de adquisición de habilidades básicas para el empleo, esto es, sentido de disciplina, de responsabilidad, compromiso y trabajo en equipo, de seguir instrucciones, de organizarse, etc. y, por otro, dar formación efectiva en un trabajo concreto, mediante contratos de trabajo de inserción, a personas que ya tiene esas habilidades laborales básicas. Participan en esos talleres más de 100 personas a lo largo del año, percibiendo, los que no están contratados, una ayuda económica, como beca de asistencia, que contribuye a paliar sus débiles economías; sin contar con los casi 1.000 transeúntes que durante el año encuentran ocupación en el taller de restauración de muebles.

La actividad económica que desarrolla Cáritas Diocesana de Huesca en esos talleres es una economía solidaria, no sólo porque está al servicio de las personas y no del lucro, ayudándolas a cambiar su propia vida, sino además porque contribuye a una economía ecológicamente sostenible mediante el reciclaje y la reutilización de objetos que han sido desechados, tales como ropa, zapatos, complementos, muebles, juguetes, menaje u objetos de decoración, todos los cuales son reciclados, arreglados, higienizados y restaurados en los mencionados talleres ocupacionales y pre-laborales.

Naturalmente, para que toda esa actividad económica pueda llevarse a cabo resulta obligado organizar un servicio de recogida de los objetos desechados. La recogida de la ropa y complementos se efectúa por Carinsertas, la empresa de inserción de Cáritas, a través de contenedores instalados en la vía pública, y donde posteriormente se clasifica y selecciona la ropa mejor para los talleres. Los muebles y voluminosos se recogen y almacenan por un servicio específico de Cáritas, antes de pasar a talleres de reparación, montaje y restauración.

El proceso final de toda esa actividad económica se culmina en las tiendas de Cáritas. En “Trobada-Vintage”, sita en la plaza Unidad Nacional, 12, donde se venden a precios muy razonables toda la ropa reciclada, y en “Trobada-Muebles y+”, ubicada en Pº Ramón y Cajal, 25, dedicada a la venta de los muebles, juguetes, menaje y objetos de decoración reciclados en los talleres, con precios muy económicos. Las tiendas no pretenden obtener beneficios; tan sólo cubrir el coste de los talleres y que toda la actividad sea sostenible.

Comentarios