El consejero de Sanidad responde a la suspensión de partos en Jaca con contraprestaciones

“No podemos obligar a los facultativos a que vayan a hospitales que no quieren, el método de obligarles cogidos del cuello no es el mejor”. Es lo que asegura el consejero de Sanidad. Sebastián Celaya, preguntado por la reciente suspensión de los partos en el centro hospitalario de Jaca.

No hay paro médico en muchas especialidades y esta realidad dificulta encontrar facultativos, algo que Mariano Marcén, doctor que ejerce en el hospital jaqués, pone en entredicho porque aunque reconoce el déficit, asegura que los contratos son de “facultativo especialista de área”, lo que les obliga, explica, a trasladarse según necesidades del servicio en el área. Pone como ejemplo que él estuvo 6 años trasladándose tres días a la semana al hospital San Jorge.

El consejero de Sanidad ha querido mandar un mensaje a los ciudadanos afectados diciendo que van a “seguir apostando por el hospital de Jaca”, peor que su obligación es “garantizar la seguridad de los pacientes” y que por ello se han suspendido las urgencias. Sebastián Celaya habla ahora de potenciar servicios que pueden darse en Jaca y evitar viajes a Huesca de sus pacientes. Habla el consejero de realizar las mamografías en Jaca “porque tienen los medios” y evitarles ese viaje a Huesca.

En cuanto a los problemas para encontrar facultativos, explica que el de Jaca no es el único caso. Traumatología, ginecología, anestesia o anatomía patológica son especialidades para las que en estos momentos no encuentran especialistas, no sólo en Jaca, también en Calatayud y Huesca. Por ello añade que van a plantear al Gobierno prolongar otra vez la edad de jubilación. Es una de las opciones que están barajando en el plan de recursos humanos.

Mariano Marcén por su parte pone el acento en la falta de una dirección valiente que traslade que los profesionales del San Jorge asuman que el de Jaca también es su hospital. y en “falta absoluta de un plan global que establezca una cartera de servicios”. Por otro que los profesionales del San Jorge asuman que éste también es su hospital. Reconoce que la plantilla de San Jorge está tan ajustada que no pueden atender las dos. Eso se tendrá que solucionar con contrataciones. Como idea habla de puntuar más a quienes ejerzan en hospitales periféricos.

Comentarios