El PP aragonés vuelve a mostrar su preocupación por la ganadería autóctona

El Grupo Popular en las Cortes de Aragón ha registrado una Proposición no de Ley que insta al gobierno autonómico a convocar las ayudas a los ganaderos de razas autóctonas. Los 'populares' reclaman, en concreto, una línea de subvenciones por valor de 200.000 euros para el presente año y el pago de la convocatoria de ayudas aprobadas en 2015. El PP ya presentó una enmienda en ese sentido en el debate presupuestario de Aragón, pero su iniciativa no prosperó.

Los 'populares' advierten con su proposición del peligro que supone para el sector el "evidente desinterés" del Gobierno de Aragón. El autor de la iniciativa, el diputado Ramón Celma, pone de manifiesto que la ganadería aragonesa cuenta con hasta 19 razas autóctonas que suponen, en sí mismas, un sector de especial importancia en el ámbito ganadero.

Así, el diputado y presidente provincial del PP, Antonio Torres, subraya que "la actitud negligente del gobierno de Lambán supondrá la inviabilidad de las asociaciones de ganadería selecta, el empleo que generan y un retroceso en su labor de permanente mejora en razas como ovino rasa aragonesa, parda pirenaica y otras". Una de las primeras consecuencias, subraya Torres, podría ser la ausencia de estos productores en ferias del sector. "Seguramente dejarán de asistir a las ferias, lo que implicaría un severo revés para la ganadería selecta aragonesa y el propio sector ferial, de enorme importancia para la comunidad autónoma y trascendental en la provincia de Huesca. Lambán parece ignorar que en la economía agroganadera todo está interrelacionado. Suspender las ayudas a las razas autóctonas tendría un efecto multiplicador que llegaría a afectar a la economía del Altoaragón". Torres concluye que "sin ayudas, cualquier mención del gobierno aragonés a la defensa de nuestra agricultura es una retórica vacía y hasta insultante".

Tras las reuniones mantenidas con las asociaciones implicadas, los 'populares' advierten que, efectivamente, los severos recortes aplicados por el gobierno de Lambán suponen "un mazazo posiblemente definitivo para el sector". Hasta 2015, el gobierno aragonés del PP mantuvo una inversión de 200.000 euros en ayudas a los productores de ganadería autóctona de nuestra comunidad. De hecho, y a pesar de haber sido aprobadas en los presupuestos del pasado ejercicio, el actual gobierno de coalición sigue sin abonar esas cantidades. Antonio Torres es tajante al afirmar que "una de las prioridades del PP ha sido siempre la defensa del sector agroganadero, una convicción que parte del conocimiento y el diálogo. Lambán, por desinterés o por ignorancia, pone en riesgo el éxito de los productores, el empleo que mantienen y su futuro comercial. Si el GA no retoma las ayudas, la situación será catastrófica".

Comentarios