Girón: “La truficultura es hoy ya una oportunidad para quedarse en el territorio”

mercado trufa

La campaña de trufa está entrando ya en su recta final. En apenas tres semanas, se cerrará una temporada, que José Vicente Girón, presidente de los truficultores, calificaba de “extraña”. Comenzó con escasez de producto, se recuperó en enero y a tres semanas de finalizar la campaña vuelve a escasear la tuber melanosporum. Ha sido un año, señalaba Girón, de tener que adaptarse a las circunstancias.

Audio sin título
Audio sin título
Audio sin título

Recordaba que la pasada campaña fue excepcional, tanto en trufa de plantación como silvestre, y ésta ha sido todo lo contrario. Aunque, añadía, que les ha servido para aprender y tener claro que las parcelas con riego, que lo usan en momentos claves, se aseguran la presencia de trufa.

A pesar de todo, el presidente de los truficultores se mostraba satisfecho, porque recordaba que, esta andadura, comenzó con muchas dudas, creyendo que se invertía en algo poco probable y, en la actualidad, la truficultura, es ya una posibilidad de futuro para los territorios.

Por lo que respecta al mercado de la trufa fresca, la asociación también está satisfecha. Aunque lo deseable hubiera sido poner tener más producto, la gente apoya con su presencia esta iniciativa. No sólo vecinos de la Ribagorza o comarcas próximas, también gente de fuera (Navarra o Valencia) que atraídos por la truficultura pasan el fin de semana conociendo plantaciones, degustando y buscando trufa.

Este sábado, era Quesos Benabarre, con tapas elaboradas por restaurante Arp, quien llevaba a cabo la jornada de degustación con seis tapas distintas en las que los quesos de Benabarre se maridaban con trufa y otros productos como longaniza, mermelada, chocolate, membrillo, o cabrito, y que contaron con el favor del público que agotó las aproximadamente 1.000 tapas que se elaboraron.

Comentarios