La Cofradía del Nazareno ya tiene su Virgen

Jesús Nazareno Virgen Huesca

Un buen número de oscenses participaron en la bendición de la imagen de María Santísima de la Salud y de las Lágrimas, una talla que varios cofrades han donado a la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno. El sacerdote consiliario, José Alegre, fue el encargado de la bendición. El acto se celebró en el Convento de la Asunción, iglesia en la que se guarda durante todo el año la talla del Nazareno, y donde se conservará a partir de ahora esta virgen.

La talla de esta imagen "de vestir", fue realizada en El Puerto de Santa María, por parte de los escultores Ángel Pantoja y Ana Rey, con el rostro y las manos en madera de cedro. El diseñador y vestidor David Calleja, de la misma localidad, fue el encargado de vestir a la virgen con una túnica morada y un precioso velo de encaje adquirido en Francia. El proyecto se ha fraguado a lo largo de varios años, tiempo que ha costado reunir el dinero necesario para costearla, y su tallado, que se ha realizado sin prisa.

Tras la bendición, María Santísima de la Salud y de las Lágrimas ya es imagen de culto. A esta escultura se le añadió también una corona de estrellas.

Al término del acto, tanto los escultores como el vestidor recibieron sendas placas de reconocimiento por parte de la Cofradía. Estaban muy satisfechos del resultado final y de la acogida de los oscenses.

La imagen de la nueva virgen sorprendió muy gratamente a todos los asistentes, que concidían en asegurar que se trata de una talla de una gran belleza y expresividad.

Antes de iniciarse el acto de la bendición tocó la Banda Municipal de Música de Ejea de los Caballeros, que posteriormente ofreció un concierto en la Catedral de Huesca.

Comentarios