El PP pide respuesta a Luis Felipe por una orden de desahucio con su firma

El grupo popular en el Ayuntamiento de Huesca ha tenido acceso al decreto municipal firmado por el alcalde de la ciudad, Luis Felipe, el 8 de febrero, tres días antes de que el PP registrara una petición de información referente al desahucio de una vivienda de propiedad municipal.

Una de las quejas de los populares es que desde el tripartito han contestado a los medios de comunicación y no han respondido oficialmente a la petición de información ante la ocupación de una vivienda municipal y del expediente de desahucio.

Según el PP, el documento validado por el Secretario, señala que la Comunidad de Vecinos del inmueble en cuestión había puesto en conocimiento del Ayuntamiento que tanto la puerta del patio como la del piso de propiedad municipal habían sido forzadas "por alguna persona que al parecer ocupa la vivienda".

El 3 de febrero la policía local informó que, efectivamente, "se ha comprobado que el piso está abierto y hay utensilios en el interior como si estuviese viviendo gente". A la vista de esos informes y lo dispuesto por ley, Luis Felipe firmó el decreto del que ahora, desde el tripartito, se niega constancia, añaden desde el grupo popular.

El decreto, señalan, consta de una parte expositiva y de tres puntos resolutivos. En ellos, el alcalde ordenaba a la policía local la identificación de los ocupantes de la vivienda y les traslade que el Ayuntamiento iniciaría el proceso de desahucio "al acabar este plazo". Este matiz resulta paradójico, señala el PP, puesto que en la redacción del decreto no se indica plazo alguno para el cumplimiento del desalojo.

Tras conocer que el tripartito niega constancia de ese decreto, el portavoz 'popular' Gerardo Oliván ha señalado la "extrema gravedad" de las declaraciones del tripartito. Oliván afirma que "no hay excusa posible, puesto que o bien las fuentes mienten deliberadamente, o bien Felipe no informa a sus socios del tripartito".

El portavoz sugiere que "el problema podría estar en la propia palabra 'desahucio', que el alcalde podría haber ocultado a sus socios para no enfriar unas relaciones ya deterioradas".

Comentarios