“Fuerte gesto político” de Aragón y Aquitania para la reapertura de la línea internacional del Canfranc

Alain Rousset Javier Lambán

Los presidentes de las regiones transfronterizas de Aragón y Aquitania Lemosin Poitu, Javier Lambán y Alain Rousset firmaban este miércoles la declaración de continuidad del proyecto ferroviario Pau-Canfranc-Zaragoza. De forma simbólica colocaban también una traviesa de tren en las obras de Bedous (Francia) que acabarán el próximo mes de junio, dejando a tan sólo 25 km de la frontera una vía modernizada con vistas al futuro. Lambán mostraba su agradecimiento a esta apuesta del presidente Rousset y éste explicaba que van a comenzar a reunirse con empresarios para conseguir apoyos a un documento de Manifestación de Intereses que les de mayor fuerza en París y en la Unión europea. El objetivo ahora es ese, convencer a ambos países y a Bruselas para que apuesten por un proyecto que los dos presidentes defendían como económicamente beneficioso para ambos territorios.

Lambán explicaba que este proyecto “cuenta ahora con un apoyo político como nunca”. Explicaba que aunque sin renunciar a la TCP han entendido que todos los esfuerzos con España deben dirigirse a la línea del Canfranc, un proyecto que “satisface las necesidades de exportación de la economía aragonesa”.

En palabras de Alain Rousset la parte que queda hasta la frontera es la más difícil, pero “no un desafío enorme”. Habla de acudir a financiación privada si es necesario.

Aquitania ha invertido más de 100 millones de euros en las obras entre Olorón y Bedous que se inaugurarán en junio. En cuanto a lo que queda, cifra el en algo más de 300 millones de euros. Aquitania apuesta de forma clara por la reapertura del Canfranc. Es uno de los objetivos más claros que tiene Alain Rousset, presidente de la región francesa. De todas formas la de este miércoles era una declaración de buenas intenciones que en su día tendrá que ser ratificada por los gobiernos centrales de España y Francia. En los presupuestos generales del Estado de nuestro país, este año sólo hay una partida de 2 millones de euros para esta línea

Hace unas semanas se realizaba en Zaragoza, una cumbre política, social y empresarial de apoyo a la reapertura del Canfranc.

Bernard Uthurry, vicepresidente de Aquitania Lemosin Poitu considera que en torno al 2020 puede ser la fecha de la puesta en marcha nuevamente del Canfranc. Para ello se necesita el apoyo de Europa y presentar esta reapertura como un proyecto global

Por parte aragonesa también ha estado el consejero de vertebración del Territorio, José Luis Soro, a quien Javier Lambán reconocía su trabajo por la reapertura. Asistían también la consejera de Ciudadanía y Derechos sociales, María Victoria Broto y otros representantes políticos franceses, además de los alcaldes de Canfranc y Jaca.

Se ha dado un nuevo gesto político para la reapertura de esta línea ferroviaria que desde marzo de 1.970 está fuera de servicio.

La actividad de este miércoles comenzabá con la visita a las obras del tramo ferroviario entre Oloron y Bedous, donde la región de Aquitania está invirtiendo más de 100 millones de euros.

El encuentro continuaba con la visita a la estación de Canfranc y tras él al Ayuntamiento de Jaca, donde decenas de vecinos sacaban pancartas de apoyo al hospital de Jaca. Javier Lambán les prometía trabajo para solucionar sus problemas.

La reunión concluía con una reunión en la Comunidad de Trabajo de los Pirineos de Jaca. Alain Rousset, presidente de Aquitania, es en la actualidad el presidente de la Comunidad de Trabajo de los Pirineos.

Comentarios