Para César Bona la clave de la educación está en escuchar a los niños

Roberto Cerdán César Bona

Fue nominado a los Premios Nobel de Educación, en su aula no hay deberes y apenas usa los libros. Es maestro, zaragozano, se llama César Bona y se ha convertido en todo un revolucionario de la educación. César Bona formó parte de la selección de los 50 mejores docentes del mundo en el premio 'Global Teacher Prize'. Es el único español que ha estado en esta lista y ha venido a Huesca dentro del programa “Escuchar para Educar” en Villahermosa.

La formación permanente del profesorado es una de sus banderas, esa, y escuchar a los niños y lograr que los no lectores se conviertan en fieles seguidores de los libros. Es capaz de empatizar y situarse en ese territorio comanche infantil, nada fácil y la clave está, asegura, en que los niños sepan que, todos, tienen un talento dentro pero para eso, hay que saber escucharles.

Bona considera que, en España, hay excelentes profesionales de la educación y que cada día salen noticias positivas al respecto. Hay que mirar la vida con ojos de niño, hay que hacer continuos viajes a la niñez y no estaría nada mal recuperar tutorías aunque solo fuera para escuchar a los pequeños. En los últimos quince años Bona se ha dedicado a la Educación, en estos momentos está en excedencia dando conferencias y talleres tanto a padres como al profesorado.

El verbo "escuchar" se repite constantemente en la conversación con Bona hasta el punto que, asegura, la mejor forma de gestionar los casos de acoso escolar habría que trabajarlos, precisamente, escuchando a los niños y niñas.

Allá donde va Bona suscita miles de preguntas y acaba despertando el interés de miles de seguidores que, consideran como él, que la educación es un ámbito imprescindible , necesario en el que tienen que implicarse tanto los profesores como los padres y madres.

Comentarios