Cataluña anuncia la devolución de 53 piezas de arte de Sijena

Mayte Pérez y Santi Vila

El encuentro entre los consejeros de Cultura de los gobiernos de Aragón y Cataluña resultaba más fructífero de lo que en un principio se podía esperar, dados los antecedentes. La principal conclusión de la reunión es que Cataluña se comprometía a devolver a Aragón 53 de los 97 bienes de Sijena, que corresponden a los objetos de arte que vendieron las monjas y que una sentencia lo obligaba a que retornaran.

Además, el consejero de cultura catalán, Santi Vila, aseguraba que la devolución es inminente; en los próximos días o semanas.

La reunión en Zaragoza, entre Mayte Pérez y Santi Vila, duraba tres horas. Durante la misma, se acordaba la creación de un grupo de trabajo a través del que se seguirá avanzando en la resolución de todos los frentes abiertos entre ambas comunidades.

El Conseller Santi Vila anunciaba que las primeras piezas en volver son las depositadas en el Museo de Arte Nacional de Cataluña, el resto serán estudiadas por una comisión bipartita. Mayte Pérez explicaba que tanto Cataluña como Aragón tienen inventariadas algunas obras, y que por eso tardarán algo más en regresar.

Cabe recordar que las 53 piezas que volverán a Sijena, forman parte de un lote de 97. Fue en enero cuando la juez del número 1 de Huesca levantó la suspensión sobre la ejecución de la sentencia, sin embargo, la Generalitat no la ha ejecutado e incluso la recurría al Tribunal Constitucional, circunstancia a la que también se refería Santi Vila.

Sobre las pinturas murales del Monasterio de Sijena, también hay aspectos económicos y técnicos que estudiar, decía el consejero catalán, y volvía a utilizar el argumento del posible daño al arrancar las pinturas de su emplazamiento actual.

Una Mayte Perez muy conciliadora hablaba de colaborar en el aprovechamiento y exhibición de las piezas por parte de Aragón y Cataluña.

Los documentos aragoneses del archivo de Salamanca, ahora en Cataluña, también eran analizados en el encuentro entre ambos consejeros.

Santi Vila apostaba porque cualquier documento que por motivos de la Guerra Civil fue incautado y llevado a Salamanca, debe ser devuelto a su propietario si así lo pide.

 

Los consejeros acordaban volver a reunirse  dentro de un mes.

Comentarios