Ibercaja traslada optimismo a los empresarios por la situación económica

Carlos bistuer Bienvenido Sesé

Acercar información y contenido útil para ayudar a la empresa a mejorar su gestión diaria, compartiendo a su vez experiencias de pymes, que trabajan en su día a día para crecer, era el objetivo de una jornada celebrada este viernes en CEOS, por Ibercaja y la CREA, bajo el título “2016, crecimiento económico en un entorno incierto”.

El responsable de ofrecer la charla era el director de análisis de Ibercaja Gestión, Javier Rillo, quien aseguraba que quería lanzar un mensaje de optimismo a los asistentes.

Rillo destacaba las tasas de crecimiento, que se mantienen por encima del 2,5%, lo que es una buena noticia, porque eso es generador de empleo y señal de que hay crecimiento. A ello ayuda la caída de los costes financieros y del precio del petróleo, por lo que las perspectivas son optimistas.

En la jornada se analizaba la situación de los riesgos y oportunidades del entorno actual para las pymes. También se presentaban las perspectivas de evolución de la inversión y el consumo, así como de los principales mercados de exportación. La sesión tenía como finalidad acercar información y contenido útil para ayudar a la empresa a mejorar su gestión diaria, compartiendo a su vez experiencias de pymes que trabajan en su día a día para crecer.

La presentación de la jornada se llevaba a cabo por Carlos Bistuer, presidente de CEOS-CEPYME Huesca, y por Bienvenido Sesé, director provincial de Ibercaja en Huesca.

Esta actuación se enmarca dentro del convenio firmado en mayo pasado, entre Ibercaja y la Confederación de Empresarios de Aragón, por el que la entidad financiera pone a disposición de las empresas aragonesas una línea de financiación de 400 millones de euros. El acuerdo entre la entidad financiera y CREA, más allá de la línea de financiación aprobada, contempla diversas vías de colaboración entre las que se encuentra este programa de sesiones de formación sobre temas económicos yy financieros, de interés para el tejido empresarial aragonés.

El convenio entre ambas entidades pretende ser un apoyo para las empresas que se acojan a él, atendiendo tanto a sus necesidades de financiación actuales como a la idoneidad de productos y servicios, en función de su tamaño, sector y proyecto. Además, ambas entidades ofrecerán asesoramiento y gestión personalizada, asignando un gestor personal a cada pyme adherida al convenio, para proporcionarle un servicio especializado en función de sus necesidades.

Comentarios