El PAR de Huesca valora que el Plan de movilidad debe completarse y admite mejoras planificadas sin retrocesos

El Comité municipal de Huesca del Partido Aragonés ha reclamado la “evaluación, mejora y continuidad del Plan de movilidad y la reforma urbana y peatonalización pactada del centro de la ciudad, con el impulso a la labor y al consenso de la Ponencia de Movilidad y con avances en el acondicionamiento de calles y plazas, transporte público, ‘ciclabilidad’, accesibilidad, educación vial y ordenación del tráfico, prestando atención no sólo a la zona peatonal sino a todos los barrios, en particular los contiguos y exteriores al centro, que deben ser objeto de un plan específico de señalización, tránsito y estacionamiento”.

En esta misma línea, el PAR oscense ha indicado que “es imprescindible buscar los recursos para llevar a cabo ésas y otras acciones sin las que el Plan de Movilidad en marcha no puede desarrollarse, de manera que no despliega todas sus consecuencias positivas y en cambio, puede ser objeto de decisiones interesadas o apresuradas en sentido contrario. Debe completarse en vez de ser sentenciado y condenado cuando aún está a medias, al tiempo que se rechaza la financiación para las inversiones necesarias, como hicieron los partidos del gobierno municipal al votar en las Cortes contra las enmiendas del PAR a los Presupuestos de Aragón que dotaban a Huesca con fondos de la DGA con esos fines”.

El Comité municipal del PAR pone el acento en que “la urbanización y transformación de los tramos del Coso ya acondicionados o de la plaza San Antonio han cambiado la percepción de la peatonalización para muchos oscenses y ha aportado notables beneficios a la ciudad. De la misma manera, tendrá efectos la actuación progresiva en otros espacios como el resto del Coso, la plaza de Navarra, las calles Alcoraz, Zaragoza, Desengaño y otras junto con las imprescindibles mejoras en las vías urbanas con incremento de tráfico como el eje Cabestany-Cavia, Ramón y Cajal, Baltasar Gracián, Obispo Pintado, Fraga, Pedro IV, Lucas Mallada… y sobre todo, la urgente construcción del enlace Av. Juan XXIII-calle Teruel que facilite la conexión interior del casco urbano. Todo ello sin olvidar la información y participación hacia los oscenses, actualmente suspendida, y el resto de medidas, incluido el control de paso”.

El PAR de Huesca entiende que “en su ambicioso, extenso y prolongado proceso de aplicación para convertir Huesca en una ciudad del siglo XXI y con futuro, para los oscenses, el Plan de movilidad admite también cambios por acuerdo y previa planificación de las consecuencias de esas modificaciones, pero improvisar para abrir al tráfico una amplia zona del centro es un grave error y un retroceso. Concentrar en un bucle la circulación de miles de vehículos ante el edificio del Círculo Oscense o la esquina de los Porches, con dos docenas de plazas de estacionamiento en el supuesto máximo dentro las calles inmediatas, sin otro destino que esa misma zona, carece de sentido, salvo que se estructure con un estudio riguroso, nuevos itinerarios con resultados garantizados y se demuestre que son imprescindibles.”

Para el Comité municipal (nueva denominación tras su renovación) del Partido Aragonés, “afortunadamente, esa idea se condiciona a las determinaciones de la Ponencia, pero la premura impuesta, la ausencia de consulta a los vecinos, y las calles que se pretende abrir configuran una propuesta como poco aventurada. Argumentar que transitan por las calles Zaragoza y Alcoraz los vehículos de transporte público, reparto, residentes y propietarios de aparcamientos para afirmar que la movilidad no funciona es una contradicción flagrante. Por ello, son precisas la responsabilidad, el rigor y el acuerdo, para optar por verdaderas mejoras de la movilidad, antes que responder a las pretensiones de protagonismo de algún nuevo grupo en el Ayuntamiento que no intervino en las decisiones tomadas respecto al Plan de movilidad y quiere echar su firma y, sobre todo, en vez de ofrecer una salida y excusa a quien prometió desmontar la peatonalización y ahora no sabe cómo hacerlo. El Partido Aragonés, al igual que hizo en mandatos anteriores tanto con el PSOE como con el PP, reivindica un planeamiento por consenso al objeto de hacer una ciudad mejor para todos”.

Comentarios