Los Aspectos Educativos de la Clase de Religión

M.J. Mínguez Sorio

Profesora de Educ. Infantil. Huesca.

Parece ser que el Gobierno de Aragón está pensando recortar a la mitad el tiempo semanal que se dedica a la enseñanza de la Religión para el curso próximo en Educación Infantil y Primaria.

Una buena formación religiosa y moral es el mejor antídoto para que la sociedad progrese adecuadamente hacia la bondad, la verdad y la belleza.

No es rentable “ahorrar” suprimiendo profesores de Religión en los Colegios, porque la Religión humaniza y contribuye a que la sociedad sea más habitable y más justa.

Desde el punto de vista de la enseñanza, la Religión ayuda a comprender la Literatura, la Historia, la Música, el Derecho, la Filosofía y complementa el avance de las Ciencias Experimentales aportando interrelación entre los distintos saberes.

Desde el punto de vista de la solidaridad la Religión ayuda a que cada persona construya su proyecto de vida haciendo rendir los talentos que ha recibido comprendiendo la responsabilidad de hacerlos rendir sirviendo a los demás.

Desde el punto de vista de la Justicia la Religión enseña a defender los derechos humanos básicos haciendo que los pueblos vivan en libertad y armonía.

Desde el punto de vista personal contribuye a formar el espíritu crítico, a dar sentido a las dificultades y al sufrimiento y es un motivo de esperanza.

Es conveniente que la asignatura de Religión continúe ocupando su tiempo y lugar en los Centros de Enseñanza junto a las demás materias para que los niños y niñas de ahora se conviertan en protagonistas de una sociedad más amable con menos corrupción en lo interior y en lo exterior.

Comentarios