Se estima que el crecimiento de Aragón en 2015 será de un 3,1%

Con los datos disponibles del cuarto trimestre del año, y a la espera de que el próximo 31 de marzo sea publicada por el INE la Contabilidad Regional de España (CRE), el Instituto Aragonés de Estadística estima que el crecimiento medio anual del Producto Interior Bruto aragonés durante 2015 se situaría en el 3,1% interanual, una décima inferior al dato registrado por el conjunto de España, y un punto y seis décimas superior al crecimiento del conjunto de países de la Zona euro (1,5%).

Por lo que respecta al cuarto trimestre de 2015, el incremento fue del 0,8%, mismo registro que el alcanzado por la media española, y tasa superior en cinco décimas a la alcanzada por la media de la Zona euro (0,3%).

En tasas interanuales, el crecimiento respecto al mismo trimestre del año anterior se sitúa en el 3,7%, frente al 3,3% del trimestre precedente, por encima de las cifras registradas para el conjunto de España (3,5%), y superior también al alcanzado por el conjunto de países de la Zona euro (1,5%).

La economía aragonesa acelera así su crecimiento en el último trimestre del año y, un período más, anota el ritmo de crecimiento interanual más elevado desde el segundo trimestre de 2007. El tirón viene provocado por el incremento de la demanda interna.

Por lo que respecta a la demanda doméstica, se observa una estabilización en su principal componente: el consumo final de los hogares. Así, el consumo privado registraba en Aragón en el cuarto trimestre del ejercicio un crecimiento interanual del 3,8%, dato idéntico al obtenido en el período precedente, y superior en tres décimas a la media nacional (3,5%). Este comportamiento de los hogares, que continúa arrojando registros no vistos en la economía aragonesa desde finales del año 2007, vendría impulsado principalmente por el buen tono del mercado de trabajo y un escenario de precios reducidos de gasolinas y gasóleos que se espera continúe durante los próximos trimestres. Por otra parte, la política monetaria implementada por el Consejo de Gobierno del BCE y su intención de continuar con una orientación expansiva de la misma hasta el año 2017, como mínimo, está contribuyendo a una mejora evidente de las condiciones crediticias de los mercados financieros lo que facilita el acceso al crédito de los hogares.

En relación a la formación bruta de capital fijo, sus dos componentes principales presentan un crecimiento menor durante el período de referencia. Por lo que respecta a la inversión en bienes de equipo, crece en términos interanuales hasta alcanzar un 8,6%, inferior al 10,9% de la media nacional, pero dato destacado en línea con la evolución de los últimos trimestres. Por su parte, la tasa interanual de inversión en construcción anota un avance del 4,7%, seis décimas inferior al dato registrado en el tercer trimestre (5,3 %), pero sigue manteniéndose por encima de la tasa registrada por el conjunto de España (4,6%).

Con los datos disponibles en materia de sector exterior se observa cómo la demanda exterior neta mejora la contribución al crecimiento aragonés, como consecuencia de una mayor caída de la tasa de crecimiento de las importaciones respecto a la de las exportaciones. Según las estimaciones realizadas para la economía aragonesa a partir de las cifras de Aduanas, las exportaciones de bienes y servicios crecieron un notable 5,0% anual en el cuarto trimestre del año, aunque dicho registro es más de tres puntos inferior al avance del trimestre anterior (8,1%). En el caso de las importaciones, éstas presentan un crecimiento interanual del 7,9%, inferior al registro alcanzado en el tercer trimestre (15,6%). De esta forma, el agregado de intercambios con el exterior de octubre a diciembre arrojó un saldo comercial positivo de 44,3 millones de euros.

Desde el punto de vista de la oferta, en el cuarto trimestre de 2015 todos los sectores productivos crecen de forma notable y sostenida, encadenando tres trimestres consecutivos en los que todos los sectores presentan tasas positivas de crecimiento; hecho que no ocurría desde el primer trimestre de 2008.

Las actividades agrícolas, que engloban la agricultura, ganadería, silvicultura y pesca, aceleran su trayectoria hasta registrar un aumento del 8,2% interanual en el cuarto trimestre, consiguiendo que este sector lidere, por tercer trimestre consecutivo, el avance del período por el lado de la oferta. De esta forma, se consolida en el sector la senda de recuperación iniciada al principio del año. Por otra parte, este avance regional contrasta con el menor incremento que registra la media nacional (6,2%).

En segundo lugar, se sitúa el sector de la construcción con un avance del 6,6% en tasa interanual, dos décimas superior a la registrada en el tercer trimestre, y dato superior al anotado por la media española (4,0%). Estos datos evidencian la recuperación del sector que logra encadenar un año y medio consecutivo de crecimiento positivo.

Por su parte, el sector servicios, cuyo peso representa en torno al 60% del empleo y producción totales de la economía aragonesa, continúa acelerando su ritmo de avance en el período hasta un meritorio 3,5% anual, lo que supone la tasa más elevada de la serie histórica estimada (primer trimestre del 2009). Este crecimiento es superior a la tasa media registrada por el conjunto del país que se situó en el 3,4%, rompiendo así la tendencia de los últimos trimestres en los que el dato regional ha sido inferior al conjunto nacional. Por lo que respecta al comportamiento en el último cuarto del año de la rama principal que engloba comercio, transporte y hostelería, esta acelera asimismo su crecimiento respecto al período anterior hasta un notable 5,8%, también registro más elevado de la serie histórica disponible.

Finalmente, la industria manufacturera disminuye ligeramente su crecimiento en el cuarto trimestre hasta el 2,1% anual, cinco décimas inferior al dato del trimestre precedente, y dos puntos por debajo del dato publicado para el conjunto nacional (4,1%). Esta evolución respondería a una mayor atonía del sector durante los tres últimos meses del año, tanto por lo que respecta a los niveles de producción industrial como en relación a la utilización de la capacidad productiva.

Comentarios