Las mujeres deberían trabajar 72 días más al año para igualar su salario al de los hombres

El sindicato Comisiones Obreras Aragón ha presentado el informe “La Mujer en Aragón 2015, que muestra las desigualdades existentes entre hombres y mujeres en las sociedad actual. Aseguran que hay dos ámbitos en los que el Gobierno debería desarrollar medidas y mostrar más responsabilidad: el mercado laboral y la violencia de género. CCOO señala que la reforma laboral perjudica la igualdad de género en el mercado de trabajo aragonés.

Una de las desigualdades más notables que ha encontrado dentro del ámbito laboral, es la brecha salarial existente entre una mujer y un hombre, que ocupan una misma categoría dentro de una empresa. Las trabajadoras aragonesas, asegura el sindicato, deberían ver incrementado su salario en un 32% para equiparse al de los hombres. Esto quiere decir que una mujer debería trabajar al año 72 días más para que su salario se igualase al de un hombre. El salario medio de una trabajadora aragonesa en 2014 era de 16.046 euros al año, un 24,49% menos del que percibe un hombre.

CCOO considera que esta reforma ha sido nefasta para seguir avanzando en los planes de igualdad en las empresas. Actualmente, el mayor número de mujeres ocupadas se concentra en el sector servicios con 201.700 mujeres, el 86,76% del total. Le sigue el industrial con el 10,57%. Es decir, en un sector muy precarizado y con un alta tasa de temporalidad. El 50,91% de las mujeres se ven obligadas, por razones laborales o por asuntos familiares, a aceptar una jornada parcial.

Comisiones propone desarrollar planes de igualdad en las empresas, que permitirían conocer si existe discriminación a la hora de acceder a la empresa, y a puestos de responsabilidad, si hay igualdad salarial, y si salen de la empresa con las mismas condiciones. Son unos planes de igualdad que, para CCOO, se tienen que desarrollar desde la colaboración de los trabajadores y sus representantes sindicales. Acusan directamente a la administración de relegar a un segundo plano la aplicación de los planos de igualdad en las empresas.

Y además, el sindicato asegura que el factor cultural condiciona notablemente la situación de desigualdad. Señalan que son las mujeres las que se ven obligadas a abandonar el empleo, ya que el salario de la mujer siempre se ha considerado complementario al del hombre, y las condiciones laborales de éstas son más precarias. El informe traslada un interesante dato, y es que las excedencias por cuidado familiar solicitadas en Aragón en el año 2015 fueron de un 93,07% por mujeres, y el 6,93% de hombre. Según el secretario regional de CCOO, Julián Buey, vivimos en una sociedad profundamente machista que desata multitud de factores, que hacen que la vida sea mucho más difícil para las mujeres.

Comentarios