Convocado el concurso para elegir a los guardas del refugio de Llauset

Refugio Llauset

La Federación Aragonesa de Montañismo (FAM) convoca el concurso para la elección de los guardas que gestionarán el nuevo refugio de Cap de Llauset. El plazo para la presentación de propuestas finaliza el próximo día 18 de abril.

 

La FAM ha sido la promotora de la construcción de un nuevo refugio de montaña, denominado Cap de Llauset, el cual se encuentra ubicado a unos 2.400 metros de altitud, en el término municipal de Montanuy. El lugar donde se localiza el refugio está en la parte oriental del macizo de las Maladetas, dentro del Parque Natural Posets-Maladeta.

Cabe recordar que el refugio se encuentra actualmente en fase de construcción. Con la conclusión de la primera fase, de dichos trabajos, la instalación se espera que pueda estar, en parte, en funcionamiento, este verano con un comedor de 50 plazas y 30 de alojamiento. Cuando haya concluido la segunda fase y el refugio esté por completo finalizado se compondrá de 80 plazas de alojamiento y al menos las mismas de comedor.

Los interesados en participar en el concurso deberán presentar, entre otra documentación, un “proyecto de gestión” con la relación de medios humanos y materiales, la filosofía de gestión, proyectos de dinamización, restauración, bar y alojamiento.

El periodo de concesión inicial será de 3 años, comenzando el día de apertura del refugio. Finalizado ese periodo, el contrato podrá ser prorrogado si ambas partes están de acuerdo con ello por periodos de hasta 5 años.

Para cualquier aclaración, cuestión o consulta los interesados pueden dirigirse al comité de refugios de la Federación Aragonesa de Montañismo, a través de su correo electrónico refugios@fam.es o en los teléfonos 976227971 (oficinas) y 617495696 (Responsable de Refugios).

Las solicitudes deberán presentarse en la FAM en formato papel y el plazo concluirá el 18 de abril.

Para la resolución del concurso se reunirá un jurado compuesto por cuatro personas de la FAM y una del Ayuntamiento de Montanuy.

Comentarios