Fiesta en los bomberos, a quienes se reconoce su labor fundamental en Huesca

Los bomberos de Huesca celebraban este martes la festividad de su patrón, San Juan de Dios, y lo hacían con una eucaristía y un almuerzo en el que participaban los miembros del cuerpo, responsables del ayuntamiento, y autoridades civiles y militares. En el encuentro se destacaba la importancia del trabajo que realizan los bomberos, tan importante para Huesca, además de la necesidad de seguir mejorando las instalaciones del Parque.

El alcalde de Huesca, Luis Felipe, que recordaba que el cuerpo cumple 150 años de servicio en Huesca, agradecía el trabajo que, cada día, hacen en favor de la ciudadanía, convirtiéndose en un servicio fundamental para el ayuntamiento.

La concejal de Seguridad Ciudadana, Teresa Sas, indicaba que en 2015, los bomberos llevaron a cabo casi 1.300 intervenciones. En este año, coincidiendo con ese importante aniversario, van a intentar hacer más visible la labor que se realiza en el parque. Además, se intentará hacer correcciones para mejorar el servicio, tras hacer un diagnóstico de las necesidades.

El jefe de los bomberos, Daniel Muñoz, se mostraba satisfecho en su primera fiesta de los bomberos, a cuyo frente lleva muy pocos días.

En estos últimos días se ha implantado un nuevo sistema informático de gestión del Parque, para el control de todos los partes de intervención, flotas de vehículos y materiales. Además, hay un nuevo sistema de recepción de llamadas, para que la capacidad de respuesta sea más rápida. Muñoz reconoce que el Parque de Bomberos se ha quedado obsoleto, por lo que habrá que ir mejorando poco a poco algunas cuestiones.

Los bomberos, en su fiesta, homenajeaban a dos compañeros. Miguela Rivera recibía un ramo de flores a la hora de jubilarse, tras 23 años limpiando el parque.

Por su parte, Eduardo Zamora recibía una placa. Tras 8 años en comisión de servicios en el parque de Huesca, ha regresado a trabajar a protección civil en la comarca de la Hoya.

l

Comentarios