Ibercaja obtiene un beneficio neto de 84,1 millones de euros en 2015

Ibercaja ha informado que ha obtenido un beneficio neto de 84,1 millones de euros en el pasado año, gracias a la renovada intensidad de la actividad crediticia, la captura de sinergias de costes e ingresos por la integración de Caja 3, el excelente desempeño de los productos fuera de balance (fondos de inversión, planes de pensiones y seguros de ahorro) y el descenso de las provisiones. El dinamismo crediticio iniciado el año anterior se ha acelerado en 2015, con la formalización de 4.125 millones de euros en nuevas operaciones, un 51% más que en 2014. El 57% de este importe se ha destinado a la financiación de pymes, uno de los ejes básicos de crecimiento fijado por el Plan Estratégico 2015 – 2017 de Ibercaja.

En la vertiente del pasivo, los recursos de clientes administrados han aumentado un 1,9% hasta ubicarse en 49.510 millones de euros, con un comportamiento destacado de los gestionados fuera de balance, que crecen 1.533 millones de euros, un 9,2% interanual. La cuota en fondos de inversión en el mercado nacional es del 4,06%, 26 puntos básicos más que en diciembre de 2014, un máximo histórico para la Entidad.

El crédito bruto a clientes de Ibercaja ha cerrado 2015 en 34.449 millones de euros, lo que supone una contracción interanual del 4,5%, inherente a la trayectoria de disminución del endeudamiento del sector privado recorrida por la economía española. No obstante, este proceso de reducción del saldo vivo de riesgo se ha amortiguado a lo largo de 2015, concentrándose principalmente en el segmento de promotores inmobiliarios (caída del riesgo vivo del 27,4% interanual en 2015). Excluyendo este segmento, la disminución del crédito vivo en 2015 se limitaría al 2,1% interanual.

La Entidad ha acelerado considerablemente el ritmo de concesión de nuevo crédito, que ya empezó a recuperarse en 2014. En concreto, Ibercaja ha formalizado 4.125 millones de euros en nuevas operaciones de préstamos y créditos, superando el objetivo fijado (4.000 millones de euros) y acumulando un incremento del 51% con respecto al ejercicio previo.

La financiación a la pyme adquiere un protagonismo destacado en este proceso, dado que el 57% de estas nuevas operaciones (2.368 millones de euros) se han destinado a actividades productivas. El crecimiento interanual en formalizaciones en este segmento ha sido del 53%, habiéndose logrado la captación como clientes de 2.700 nuevas empresas en el año.

Ibercaja continúa desarrollando su modelo de atención a la empresa, para el que contará en 2016 con más de 500 profesionales especializados, y respondiendo a las necesidades de cada momento, como demuestra el crecimiento del 25,3% en 2015 de la financiación del circulante de las pymes, en una coyuntura de repunte de sus niveles de facturación.

Comentarios