Descubierto el árbol más viejo de la Sierra de Guara

Miguel Ortega, técnico del Espacio Salto de Roldán de Nueno

De forma casual personal del Espacio Salto de Roldán ha descubierto en la sierra de Guara una sabina negra que es el árbol con mayor edad conocido y comprobado de una forma científica de esta sierra. El hallazgo fue como consecuencia del derrumbe de la pared de roca donde se encontraba, lo que ha permitido poder seccionar el tronco de la sabina ya muerta para poder observar los anillos de crecimiento. El doctor Jesús Julio Camarero del Instituto Pirenaico de Ecología (CSIC) ha podido contar sus anillos de crecimiento que suman la cifra de 632. La datación de esos anillos mediante dendrocronología comparando esta sabina con otras permite determinar la edad real del árbol y no hacer estimaciones en relación con su tamaño, pues hay árboles de tamaños notables pero de edades menores ya que su crecimiento es alto al estar situados en zonas propicias, normalmente sin problemas de acceso al agua que necesitan.

El lugar donde vivía esta sabina, una grieta de una pared rocosa, ha hecho que su tamaño fuera muy reducido para los años que vivió, con un tronco de sección ovalada con 40 cm en la parte más ancha en la base y una altura que no debió superar los 3 metros. Las condiciones ambientales en las que vivía eran tan estrictas que muchos años seguramente no creció nada por lo que su edad real puede ser mayor, tal y como se desprende de un estudio realizado sobre ejemplares de la misma especie en escarpes rocosos del sur de Francia; la edad estas sabinas francesas no sólo se estimó contando los anillos sino que se les realizó la prueba del carbono 14. De este modo los investigadores confirman la elevada edad de árboles creciendo en escarpes rocosas y barrancos, zonas de difícil acceso y donde el crecimiento de los árboles es lento.

Comentarios