Montañana, ejemplo de turismo de sensaciones y lucha por frenar la despoblación

El núcleo medieval de Montañana cuenta ya con un centro de atención al visitante que se ubica en el inmueble conocido como “la casa de los maestros” en la entrada a la localidad. La inversión para convertir un edificio de post guerra en una moderna oficina de turismo ha sido de unos 200.000 euros financiados, a partes iguales, por la Fundación Montañana Medieval y la Diputación Provincial de Huesca.

Audio sin título
Audio sin título
Audio sin título

De esta manera, la villa ve cumplido uno de sus anhelos que era contar con un espacio en el que los turistas pudieran disponer de servicios, tomar un refresco, informarse o contratar una visita guiada. Así se espera mejorar la atención a los visitantes y dinamizar la actividad turística y socioeconómica del territorio.

La oficina de turismo tiene 162 m2, de ellos 99 m2 útiles, que se distribuyen en dos plantas. Las obras, que comenzaron en agosto de 2015, han consistido, entre otros, en trabajos de demolición, desescombro, excavación y transformación de la casa de los maestros para uso turístico. Este centro de visitantes, que podría entrar en funcionamiento, en las próximas semanas, abrirá todo el año en horario de 9 a 14 horas y de 15.30 a 17.30 horas.

El consejero José Luis Soro, se refería a Montañana como ejemplo de turismo de sensaciones, en este caso, decía, la sensación de vivir el pasado, en un lugar único. Es necesario, añadía, continuar la colaboración entre instituciones para seguir impulsando y dotar de contenidos para preservar este legado y que esta villa sea referente turístico de Aragon.

En 2015, fueron 6.349 las visitas guiadas a la villa de Montañana. Con la puesta en marcha de este servicio, sumado al atractivo del casco antiguo de la villa, y a otros reclamos turísticos cercanos como Montrebei, se espera que esa cifra siga creciendo y que esta localidad, señalaba Miguel Gracia, presidente de la DPH, se convierta en elemento patrimonial de primera categoría en Aragón.

Gracia apuntaba que, aunque el momento actual, no sea el más propicio, por la falta de recursos, se tiene que seguir invirtiendo en función de las posibilidades porque Montañana no se puede abandonar. Se refería también a la implicación de todo el territorio en la recuperación del núcleo como ejemplo de una iniciativa con la que también se apuesta por frenar la despoblación.

Tras la inauguración y visita a las instalaciones se celebraba la reunión del patronato de la Fundación Montañana Medieval que queda adscrita a la consejería de Vertebración del Territorio y cuyo presidente es José Luis Soro.

Desde 1996 en la villa medieval de Montañana se han invertido, por parte de disferentes administraciones, alrededor de 7 millones de euros.

Comentarios