Zamora da el último adiós a José Antonio Pérez

Autoridades, integrantes de cuerpos y fuerzas de seguridad, decenas de personas y familiares del Guardia Civil, José Antonio Pérez, le daban este sábado el último adiós en una misa de difuntos celebrada en Zamora, en memoria de este agente destinado en Barbastro, que falleció el pasado viernes en acto de servicio en un atropello presuntamente intencionado por un vehículo que supuestamente era conducido por un menor. El oficio religioso se celebraba en la iglesia de San Torcuato de Zamora.

A la misa de difuntos asistía la vicepresidenta de la Junta de Castilla y León, Rosa Valdeón, que lamentaba el suceso, expresaba su apoyo a la familia e invitaba a reflexionar sobre el atropello al agente.

En la misa participaban numerosos agentes de la Guardia Civil, entre ellos el Coronel de Zona y Jefe de la Comandancia de León, Clemente García, y el Teniente Coronel de la Comandancia de Zamora, Antonio Rodríguez-Médel. También representantes de la Policía Nacional, la Policía Municipal de Zamora, Protección Civil Local de Zamora y autoridades militares.

En el funeral que se celebraba el pasado domingo en Barbastro, el Ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, imponía de forma póstuma a José Antonio Pérez la Cruz de la Orden del Mérito de la Guardia Civil con distintivo rojo. Asimismo, el director General de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa, entregaba en mano a la familia del fallecido una carta del Rey Felipe VI expresando “su más sentido pésame” por lo ocurrido.

El agente fallecido, José Antonio Pérez Pérez, de 54 años de edad, era natural de Zamora, aunque residía en Barbastro desde hace 27 años; a cuyo cuerpo de tráfico fue destinado. Estaba casado y tenía una hija.

Comentarios