Los empresarios reprochan a los políticos que su falta de entendimiento puede acabar afectando a la economía

El ámbito empresarial empieza a mostrar su preocupación y hartazgo por la falta de responsabilidad de los distintos líderes y partidos políticos, que son incapaces de llegar a acuerdos para conformar un gobierno estable en España. Reconocen que las cifras económicas van bien, pero a la vuelta del verano las cosas se pueden complicar, más aún si para entonces ha habido que repetir elecciones y el gobierno no es ejecutivo hasta septiembre.

El presidente de CEOE Aragón, Fernando Callizo, afirma que están cansados de la situación política. Indica que el consumo interno no ha disminuido, por la propia inercia que lleva la economía, y no se prevén cambios en los próximos 4 ó 6 meses. Pero se confirma que se han ralentizado las inversiones, y los grupos inversores internacionales empiezan a mirar con recelo la situación del país, que no ven como un lugar seguro. Callizo cree que no es de recibo que, desde el 20 de diciembre, día en el que se celebraron las elecciones generales, todavía no se sepa qué va a pasar.

Por su parte, Carlos Bistuer, presidente de CEOS-Cepyme Huesca y vicepresidente de CEOE Aragón, dice que hay inercia para aguantar las buenas cifras económicas hasta la vuelta del verano. En estos momentos, se está creciendo y creando empleo a buen ritmo, pero las amenazas son que pasa el tiempo y hay un preocupante estancamiento en la capacidad de diálogo político. Considera que la administración debería empezar a tomar decisiones, que están paradas, y ello puede acabar afectando gravemente a la economía del país.

Bistuer asegura que hace falta actuar ya. El desarrollo económico, indica, se produce mejor en entornos de estabilidad. Una estabilidad que, en estos momentos, no existe.

Comentarios