Limpieza del Isuela y de los barrancos de la Alfóndiga y del Diablo para evitar inundaciones

barranco Alfóndiga

El Ayuntamiento de Huesca, a través de las Áreas de Urbanismo, Medio Ambiente y Servicios Generales, y la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) van a acometer el desbroce, limpieza y acondicionamiento del cauce urbano del río Isuela hasta las fuentes de Marcelo, del Barranco de la Alfóndiga y del Tiro y del Barranco del Diablo. Los trabajos han comenzado este martes y se prolongarán hasta final de mes con el objetivo de evitar, en la medida de lo posible, desbordamientos y daños ante episodios de fuertes tormentas. Se trata de actuaciones en tramo urbano y fuera de él por lo que se plantea esta colaboración entre administraciones.

Tras obtener el informe favorable del Instituto Aragonés de Gestión Ambiental, y la tramitación correspondiente en la CHE al tratarse de dominio público hidráulico, se inicia esta actuación integral de desbroce, limpieza y adecuación de márgenes para mejorar la evacuación de las aguas superficiales de escorrentía y evitar posibles afecciones en el entorno de los cauces, además de recuperar las escolleras y la protección del tamo del Isuela afectado por las avenidas.

La vegetación y diferentes tipos de residuos que pueblan los cauces de los barrancos y del río Isuela propiciaron que los arrastres producidos en las intensas lluvias del pasado verano quedaran retenidos en el propio cauce, mermando la capacidad hidráulica y obligando a las aguas a discurrir fuera de su cajero natural, causando atascos e inundaciones en las áreas colindantes. El pasado verano ya se acometió una primera actuación de emergencia en un tramo del Barranco de la Afóndiga pero es necesaria una intervención integral que no se realiza desde hace años. Los trabajos corren a cargo de la CHE con medios propios y del Ayuntamiento, que aporta materiales y medios de transporte para la retirada y traslado de la vegetación y residuos.

En el Barranco del Diablo, se retirará la vegetación acumulada tanto en el fondo como en algunas zonas de los taludes, se estabilizará el talud mediante la restitución de un muro de escollera para su protección frente a las avenidas y se retirarán residuos depositados en el cauce.

En cuanto al cauce urbano del río Isuela, desde el entorno del puente de San Miguel hasta las Fuentes de Marcelo por el margen izquierdo, así como desde el final del tramo canalizado hasta la zona donde desemboca el Barranco de la Alfóndiga, se desbrozarán los sotos y el cauce, se limpiará manualmente de troncos, árboles y ramas, se protegerán los márgenes reponiendo las escolleras para recuperar las defensas del río frente a riadas importantes y se limpiará de escombros y vertidos incontrolados con medios mecánicos. Además, en el primer tramo entre el puente de San Miguel y el vado del camino de Cillas, se contempla acondicionar el paseo existente que discurre por la ribera, reparar la valla de madera que lo delimita, colocar escollera de protección y limpiar los caños del badén existente en el cruce del río Isuela con el Camino Cruz del Palmo.

Comentarios