Cristina Espejo no se acaba de creer que a estas alturas del año lleve dos oros y una plata conseguidas

Cristina Espejo

La atleta montisonense Cristina Espejo, campeona de España de Campo a Través en Promesa, confiesa que se emocionaba, este domingo, cuando conseguía el oro en esta prueba. Una meta largamente perseguida que por unas u otras razones no la conseguía y con la que se despide de la categoría.

Espejo recuerda que fue muy especial para ella ya que era correr como correr en casa en Calatayud donde el público se volcaba y la animaba sobre todo en la zona más dura del circuito, que le encajaba en sus características. La atleta se queda con el momento del podio y la ovación que se llevaba, así como los gritos de ánimo.

La cercanía a Monzón permitía que mucha de su gente pudiera ver en directo esta nueva hazaña de la joven atleta. Espejo señalaba a esta redacción que cuando hace balance de este 2016 no se lo cree que a estas alturas tenga dos oros (3.000 metros PC y en Campo a Través) y una plata (1.500 metros PC).

Según explicaba la atleta nunca antes había acumulado tantos kilómetros en la campaña invernal que se ha notado a la hora de competir. Hay que tener en cuenta que por primera vez se atrevía a doblar dos pruebas como fue en la pista cubierta o afrontar los 10.279 metros del cross donde por primera vez se unificaba la distancia entre hombres y mujeres, lo que suponía para el caso de las segundas pasar de 8.000 metros a 10.000.

Espejo señalaba que llegaba muerta a la meta, pero muy contenta de lo que acaba de conseguir.

Terminada la temporada invernal ahora afronta con muchas ilusiones la temporada al aire libre, ya que hasta la fecha siempre ha respondido mejor en la pista.

Aunque todavía no lo sabe al cien por cien, Cristina Espera poder estar en la III Carrera de la Mujer de Monzón, como en ediciones anteriores.

Comentarios