Cárcel para un vecino de Monzón por intento de atropello a un Guardia Civil

Este martes, el titular del Juzgado de Instrucción de Monzón decretaba el ingreso en prisión de un joven de 29 de años, con antecedentes penales, vecino de la localidad, que este domingo en un control de alcoholemia en la N-240, en el km 138, realizaba “conducción temeraria” y ponía en riesgo la integridad de un Guardia Civil. Se le ha acusado de un presunto delito de “atentado contra un agente de la autoridad”.

Según conocía Radio Monzón-Radio Huesca, este vecino, en el momento de los hechos, viajaba sólo en su vehículo cuando no atendía las instrucciones del equipo del control de alcoholemia y drogas que se había instalado en la carretera.

Una vez detenido por efectivos de la Guardia Civil y tras practicar las diligencias habituales en estos casos, se ponía a disposición judicial, que decretaba su ingreso en prisión, hecho que se producía esta mañana de martes. Tras su ingreso en prisión se iniciaban las correspondientes diligencias, que concluirán en la apertura de juicio.

Aunque oficialmente no ha trascendido la identidad del presunto autor, fuentes próximas al joven desmienten que intentara atropellar al miembro de la benemérita y que se trata de uno de tantos que comete el error de conducir con una copa de más.

Tras la información publicada por la web de radiohuesca.com la oficina de informacion de la Guardia Civil , ha indicado que se detuvo el domingo a una persona por darse a la fuga en un control. Se ha confirmado, que el conductor hizo “caso omiso” a las señales de los agentes y que, tras cuatro kilómetros, consiguieron dar el alto al vehiculo y proceder a su detención ofreciendo gran resistencia tras haber intentado atropellar a un agente.

NOTA DE LA GUARDIA CIVIL

Al detenido, confirma la nota oficial, se le imputan los delitos de atentado contra agente de la autoridad, resistencia y desobediencia y contra la seguridad vial. Se confirma que el conductor hizo caso omiso a las señales de los agentes, cambiando de trayectoria e intentando atropellar a uno de los Guardias Civiles, teniendo este que saltar para evitar ser arrollado.

Se inició entonces un seguimiento del vehículo, haciendo caso omiso el conductor a las señales acústicas y luminosas de los vehículos oficiales que le indicaban que se detuviera, llegando a invadir el carril izquierdo poniendo en peligro la seguridad de otros usuarios de la vía y la suya propia.

Los agentes de la Guardia Civil de tráfico de Binéfar y Barbastro consiguieron dar el alto al vehículo a cuatro kilómetros del lugar del control, identificando al conductor y único ocupante del turismo y procediendo a su detención, ofreciendo gran resistencia y vertiendo amenazas e insultos hacía los agentes.

El detenido se trata de un vecino de Monzón de 29 años con numerosos antecedentes penales, al cual se le imputan los delitos de atentado contra agente de la autoridad, resistencia y desobediencia y contra la seguridad vial, por conducción temeraria y negarse a someterse a las pruebas de alcoholemia y drogas.

Se han instruido diligencias por el Equipo de Atestados del Destacamento de Barbastro, que fueron entregadas en el Juzgado de Instrucción número 2 de Monzón, el cual decretó el ingreso en prisión sin fianza en la tarde del día 14 de marzo.

Comentarios