Enérgico pregón de Luis de Lezama en la Semana Santa barbastrense

pregón barbastro

La Semana Santa barbastrense comenzaba de un modo que pocos olvidarán. Un piquete de la Cofradía del Descendimiento antecedía al pregón del sacerdote, periodista y fundador del prestigioso grupo de hostelería Lezama, Luis de Lezama Barañano. Ponía el arranque, por tanto, a una semana que en Barbastro se vive con gran intensidad, gracias a la labor de la Junta Coordinadora de Cofradías, ente que aglutina a las siete cofradías de la ciudad del Vero. Hasta el próximo domingo queda una decena de procesiones, la siguiente este martes con la de ‘Las lágrimas de María’.

La actividad este lunes a las 19:30 en el Museo Diocesano de Barbastro- Monzón es una conferencia titulada ‘Iconografía de la Virgen María en la Semana Santa’, a cargo de Sheila Ayerbe, guía y restauradora de este museo.

El discurso de Lezama era profundamente “evangelizador”, con reflexiones duras y contundentes para todos los ámbitos de la sociedad actual; la Iglesia, las instituciones políticas; las ambiciones personales; la necesidad de que las empresas apuesten por estructuras colaborativas en lugar de piramidales, etc. Eran reflexiones que extrae, según defendía, de su amplia experiencia vital.

Luis de Lezama, nacido en Amurrio el 15 de junio de 1936, fue ordenado sacerdote en 1.962. Con los jóvenes de un albergue, fundó la Taberna del Alabardero en 1.974, con el objetivo de dar trabajo a los jóvenes en situación de riesgo y exclusión social. Fue el germen del grupo hostelero que lleva su nombre y en el que actualmente trabajan 600 jóvenes y que también desarrolla una amplia labor docente, con cuatro escuelas de hostelería. Apuesta por una educación de “valores responsables” en lugar del “direccionismo espiritual que en ocasiones genera la Iglesia”. Asimismo, destacaba que las crisis son el motor de los cambios, siempre y cuando “los individuos sean valientes para desarrollar sus ideas”.

En el mismo acto del pregón, la Junta Coordinadora de Cofradías distinguía a quien hasta el pasado año estaba al frente de la misma, Jesús Gracia. De forma unánime quedaba reconocido por tanto su esfuerzo y buen hacer durante una prolongada etapa.

La Junta Coordinadora de Cofradías Penitenciales de la ciudad del Vero decidía cancelar el acto de la exaltación del tambor, previsto en la plaza del Mercado tras el pregón, debido a las malas condiciones meteorológicas de la jornada de este pasado sábado.

Comentarios