Dos personas rescatadas, tras perderse el viernes en un barranco y pasar la noche a la intemperie

rescate guardia civil

Un hombre y una mujer eran rescatados en un barranco, este sábado, en Loporzano, después de haber comenzado una excursión el viernes, perderse, quedar enriscados, sin poder continuar porque uno estaba lesionado en un pie, conseguir en la madrugada del viernes al sábado contactar con la Guardia Civil, y finalmente ser encontrados en la mañana del sábado, ya que las indicaciones que dieron de su localización no eran exactas, y a los agentes les costó encontrarlos. Los rescatados son un hombre de 54 años natural de Sevilla y una mujer de 46 natural de Barcelona, y ambos son vecinos de Barcelona. Fueron trasladados a su vehículo, sin necesidad de acudir a un centro hospitalario.

En torno a las 3 de la madrugada del sábado al domingo se recibió una llamada en la central COS (062) de la Guardia Civil de Huesca, donde dos barranquistas informaban que se encontraban en una zona sin cobertura y que por fin conseguían contactar. A lo largo del día anterior habían realizado el barranco de la canal del palomo y posteriormente se dirigieron a realizar el barranco por la canal D'ociego, en Loporzano, cuando sobre las 19'00 horas del Viernes quedaron enriscados, encontrándose ilesos, aunque uno de ellos tenía una problemas en un pie que tampoco le permitía continuar.

Personal del EREIM de Huesca, tras valorar la posible localización de los barranquistas y recabar el máximo de datos sobre la zona, deciden salir en vehículo hacía el lugar por si pudieran localizarlos, dirigiéndose hasta Vadiello y de allí por una senda donde dejaron el vehículo, caminando unos 50 minutos hasta el comienzo del barranco, que supuestamente habían realizado los barranquistas, iniciaron el descenso del barranco D'ociego, no localizándolos, por lo que continuaron por la canal, por si hubieran proseguido por ésta y no se encontraran donde creían estar.

Al dar resultado negativo las labores de búsqueda y siendo imposible contactar con los barranquistas se activó la ayuda del helicóptero de la Unidad Aérea de la Guardia Civil que al amanecer salió junto con un componente de la Unidad Especial de la Jefatura de Montaña de la Guardia Civil, agilizando así las labores de búsqueda.

Recogidos los componentes del EREIM de Huesca por el helicóptero sobrevolaron la zona, localizando a los enriscados en un barranco distinto al principio indicado.

Debido a que la zona se trataba de una pared vertical con bastantes repisas con techo, que dificultaban a los pilotos las tareas de acceso con la grúa del helicóptero y a los especialistas de montaña el llegar hasta los enriscados, por ello se tuvo que extremar las medidas de seguridad para depositar mediante un ciclo de grúa a uno de los especialistas, el cual tras contactar con los barranquistas que se encontraban ilesos, aseguró la zona y a los rescatados y con ayuda de otro componente los descendieron unos metros para facilitar los ciclos de grúa hasta el helicóptero.

Una vez los barranquistas fueron izados hasta la aeronave fueron trasladados hasta su vehículo que se encontraba estacionado en la zona de Vadiello. Los especialistas en montaña tras recoger el material dispuesto fueron recogidos por el helicóptero, finalizando el rescate a las 14'00 horas.

Comentarios