El Huesca condenado a sufrir por los malos números del Alcoraz

SD Huesca Bilbao B fútbol

El equipo sigue fuera del descenso, pero a día de hoy las tres últimas derrotas no invitan al optimismo. Ante el colista se vio la impotencia de los azulgrana en su estadio donde solamente han conseguido 13 puntos con tres victorias y cuatro empates, perdiendo ocho partidos y ante rivales directos como Mallorca y Bilbao Athletic, los dos últimos. De los 45 puntos como local se han dejado escapar 32. Una situación extraña y preocupante puesto que o se mejoran los números en casa o la permanencia será imposible.

El Huesca ha conseguido 16 goles en casa de los 30 que lleva a favor y ha encajado 20 de los 36 que lleva en su contra.

Esta trayectoria en el Alcoraz choca con los números fuera donde el Huesca ha ganado cuatro partidos y ha empatado ocho, con tan solo cuatro derrotas por lo que ha conseguido 20 puntos lejos de su campo.

El calendario, a falta de once jornadas, le tiene preparado al Huesca seis partidos como local y cinco como visitante. Por el estadio oscense tienen que pasar Nástic, Córdoba, Llagostera, Almería, Real Zaragoza y Lugo y queda por visitar los campos del Numancia, Oviedo, Mirandés, Leganés y Osasuna.

Hay que reconstruirse pronto, como decía Anquela, que se mostró bastante tenso en la última rueda de prensa después de la derrota. Es cierto que los aficionados andan preocupados y haciendo sus cábalas sobre dónde podría estar el Huesca si en el Alcoraz no se hubiera sido tan vulnerable.

Otro tema es el estado de forma de algunos jugadores que también preocupa ya que el técnico reconoció que para algunos es un ‘suplicio’ saltar al campo. Todo indica que se avecinan tiempos de cambios y es que son necesarios para la reacción que ya no puede esperar. Se sigue al filo de la navaja y el día que los que están por detrás consigan espabilar el primero para caer al hoyo es el Huesca.

De momento, en el club hay preocupación pero no para tomar decisiones. Ahora bien parece que la visita a Soria y los dos siguientes partidos en el Alcoraz ante rivales complicados como Nástic y Córdoba tienen que servir para que el Huesca repunte o buscar un cambio de rumbo ante una recta final de competición que se espera dura y de mucho sufrimiento.

Quedan 33 puntos en juego y para llegar a los 50 que pueden asegurar la salvación habría que sumar 17 todavía o lo que es lo mismo hacer un gran final de temporada. Es posible que las cifras no tengan que ser tan elevadas, pero el Huesca no debe perder la referencia de los 50 puntos y para eso todavía queda mucha tela que cortar.

En el caso de Machis este lunes el Granada anunciaba su renovación hasta el año 2020 y confirmaba que el año que viene formará parte de la primera plantilla del conjunto andaluz.

Comentarios